Visitas en ambientes cerrados en los centros de cuidados residenciales

Actualizado el 11/3/2020

Idiomas disponibles: Español English Tiếng Việt  | 中文  | Soomaali | العربية | नेपाली

Older adult woman with mask saying hello to a visitor

En la actualidad, los centros de cuidados residenciales pueden ofrecer visitas en circunstancias humanitarias, tales como situaciones de final de vida, y en entornos al aire libre.

Con vigencia inmediata y hasta que se cierren las urnas el 3 de noviembre, la visita de un familiar, amigo o empleado del secretario del condado y registrador o representante designado por un partido político principal de acuerdo con lo establecido en el reglamento, C.R.S. § 1-7.5-113, para ayudar a un residente a votar, se le permitirá bajo las mismas condiciones que una visita de cuidado compasivo hasta que se cierren las urnas el 3 de noviembre de 2020. Los visitantes que ayuden a los residentes a votar deberán maximizar la prevención al ser examinados para detectar síntomas, usar un tapabocas en todo momento, mantener su visita al aire libre si es posible, y otras medidas de prevención que puedan ser requeridas por la instalación. La prueba del COVID-19 no es necesaria para esta visita bajo estas circunstancias limitadas. También se permite una visita similar hasta el 12 de noviembre, en la circunstancia limitada en que deba resolverse una boleta.

Existen otras circunstancias bajo las cuales se debería permitir una visita en un ambiente cerrado, como para brindar apoyo a residentes con una discapacidad y/o para que puedan practicar su religión, además de la defensoría de pacientes de cuidados a largo plazo y servicios de protección a adultos.

Esta guía expande las oportunidades de visita y establece los requerimientos para una visita al interior en los centros de cuidados residenciales que proporcionan servicios a adultos mayores y personas con discapacidades. Los centros deben seguir fomentando las visitas al aire libre, dependiendo del clima y si el residente tiene la capacidad de participar en este tipo de visita.

Los centros deberán cumplir con todas las órdenes de salud pública previo a la implementación de esta guía. Los proveedores de cuidados residenciales deberán evaluar y actualizar de manera rutinaria sus políticas y procedimientos de visitas, a medida que se actualicen las directrices y que cambien los recursos del centro y en caso de producirse una propagación comunitaria. Los centros individuales podrán implementar requisitos más estrictos, de acuerdo con las condiciones locales, sin embargo, no podrán eliminar ninguno de los requerimientos a continuación.
 

Criterios para las visitas en ambientes cerrados

Familia y amigos

Los centros residenciales podrán permitir visitas en ambientes cerrados para la familia y los amigos, siempre que cumplan con los siguientes 6 criterios.

  • El centro debe estar ubicado en un condado con una incidencia inferior o igual a un promedio de 25 de nuevos casos activos por 100,000 habitantes durante los 14 días anteriores, a menos que tenga una autorización del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de Colorado O el centro se encuentre activamente en la fase de Proteger a Nuestros Vecinos.
  • Para los centros que se ubican en condados con entre 26 y 175 nuevos casos activos por 100,000 habitantes durante los 14 días anteriores: Los visitantes deben presentar documentación de que han recibido un resultado negativo en la prueba de detección del COVID-19 en las 48 horas previas a la visita. Puede encontrar los centros comunitarios de detección en este enlace.
    • El lapso entre la recolección de la muestra, obtención del resultado de la prueba y la visita debe ser 48 horas o menos.
    • La prueba de detección debe ser una prueba de reacción en cadena de la polimerasa (PCR, por sus siglas en inglés) o una prueba aprobada por el laboratorio del estado de Colorado o la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU. para uso en personas asintomáticas. No es aceptable la prueba de anticuerpos.
  • Para los centros que se ubican en condados con más de 175 nuevos casos activos por 100,000 habitantes durante los 14 días anteriores: No se permiten las visitas en ambientes cerrados.
     

El centro deberá haber realizado u organizado por lo menos una ronda de pruebas para el 100% de los miembros del personal y residentes que hayan salido de las instalaciones durante los últimos 14 días.

  • “Personal” se define como empleados, consultores, contratistas, voluntarios, estudiantes, cuidadores y otras personas que brindan cuidado y servicios para los residentes. Los centros deben priorizar las pruebas de detección para las personas que estén presentes de manera regular en las instalaciones (ej. semanalmente) y que tengan contacto con los residentes o personal.
  • Los centros deben contar con procedimientos establecidos para abordar las situaciones en las que residentes, personal u otras personas se nieguen a hacerse la prueba. Los procedimientos deben garantizar de que se le niegue la entrada al edificio a los miembros del personal que presenten señales o síntomas del COVID-19 y que se nieguen a hacerse la prueba, hasta que puedan cumplir con los criterios laborales para regresar al trabajo. Si se han activado protocolos para realizar pruebas de detección debido a un brote y un miembro del personal se niega a hacerse la prueba, se le debe restringir el acceso al edificio a dicha persona hasta que se hayan completado los procedimientos relacionados con las pruebas de detección en caso de un brote.
  • Los residentes (o representantes de los residentes) pueden ejercer su derecho de negarse a hacerse la prueba de detección del COVID-19, de acuerdo con lo establecido en el reglamento 42 CFR § 483.10(c)(6). Los centros deben contar con procedimientos de control de infecciones vigentes para abordar las situaciones en las que los residentes se nieguen a hacerse la prueba de detección.

Todos los centros que deseen ofrecer pruebas de vigilancia deben contar con protocolos para realizarles pruebas de vigilancia al personal y a los residentes. El centro debe hacerles la prueba a todos los miembros del personal (según la definición contemplada en esta guía) y a cualquier residente que haya salido de las instalaciones durante los 14 días previos, en base a la tasa de positividad por condado reportada para la semana pasada (ver cuadro a continuación).

Incidencia de COVID- 19 en la comunidad     Tasa de positividad del condado en la última semana Frecuencia mínima de realización de pruebas Tipo de prueba
Baja <5% Dos veces al mes; se recomienda firmemente que se realice semanalmente PCR
Mediana 5%-10% Una vez a la semana Antígeno o PCR
Alta >10%     Dos veces a la semana Antígeno o PCR

 

En el caso de realización de pruebas en situaciones de brotes, todos los miembros del personal y residentes se deben hacer la prueba y quienes recibieron un resultado negativo deben volver a hacerse la prueba cada 3 a 7 días, hasta que no se identifique ningún nuevo caso de COVID-19, entre el personal y los residentes, durante un periodo de al menos 14 días desde el último resultado positivo. No es necesario que el personal y los residentes que se han recuperado del COVID-19 y que no presentan síntomas se vuelvan a hacer la prueba de detección del COVID-19 dentro de 3 meses desde el inicio de los síntomas, a menos que desarrollen síntomas durante el mismo periodo.

  • El centro no puede estar experimentando un brote actual de COVID-19.
  • El centro no puede estar experimentando un brote continuo de ninguna otra enfermedad infecciosa, como la influenza o norovirus.
  • Todos los nuevos residentes, o aquellos que han sido ingresados de nuevo, deberán aislarse en un cuarto privado o área aparte durante 14 días para observarlos para detectar síntomas del COVID- 19.
    • Los residentes que han sido dados de alta del hospital y aún no cumplen con los criterios para descontinuar las precauciones por transmisión del COVID-19, deben continuar aislándose en un pabellón o unidad separado para el COVID-19, con personal designado. Solamente los residentes con un resultado positivo en una prueba de detección del COVID- 19 deben estar en un área de aislamiento.
    • Los residentes que requieren observación o aislamiento no deben participar en visitas al interior o al aire libre hasta que cumplan con los requisitos para concluir dichas medidas de precaución.

Los centros deberán mantener un suministro de 14 días de todos los equipos de protección individual (EPI) que pudieran ser necesarios para responder ante un brote, sin depender de las reservas de salud pública a nivel estatal o local.

Los centros deberán tener y mantener personal suficiente sin el uso de personal de contingencia. Deben contar con personal suficiente como para satisfacer las necesidades de los residentes, cumplir con los términos de las visitas en espacios cerrados y monitorear cumplimientos con las medidas obligatorias de control de infecciones, como el lavado de manos, uso de tapabocas y distanciamiento social.

Proveedores de servicios

Los centros residenciales que cumplen con los criterios 2-6 antes mencionados pueden permitir visitas de proveedores de servicios como esteticistas, barberos, podólogos, dentistas, fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales y del habla, después de incluir las pruebas de vigilancia como parte de los planes de visitas en ambientes cerrados:

  • Los proveedores de servicios están exentos del criterio 1.
  • Los proveedores de servicios, según la definición de personal de esta guía, deben estar incluidos en los requisitos del centro para pruebas de vigilancia y en caso de brotes, de acuerdo con los criterios establecidos anteriormente.

Requisitos para las visitas en ambientes cerrados

Antes de iniciar las visitas en ambientes cerrados
  • Notificar a la agencia local de salud pública de que el centro está comenzando las visitas en ambientes cerrados; cumplir con todas directrices que establece.

  • Notificar a las familias de los residentes y los proveedores de servicios de que ocurren las visitas en ambientes cerrados en el centro. Dicha notificación debe incluir:

    • Las precauciones implementadas para proteger la seguridad de los residentes.

    • Las expectativas y los requisitos para las visitas. Como mínimo, la notificación debe incluir:

      • Una descripción del proceso de detección de síntomas.

      • Todos los términos para las visitas al interior y al aire libre, incluyendo los requerimientos del uso de tapabocas y distanciamiento social, cómo convocar el personal, de ser necesario, y qué situaciones podrían provocar una negación de la entrada al centro.

      • Los pasos que los visitantes deben tomar antes de llegar y durante la visita.

  • Garantizar que se evalúen diariamente a los miembros del personal y a los residentes del centro para detectar síntomas del COVID-19.

Cuando empiecen las visitas en ambientes cerrados
  • Limitar las visitas en ambientes cerrados a las personas mayores de 18 años de edad.

  • Requerir que los visitantes y proveedores de servicios agenden una cita para la visita para asegurar que el centro pueda recibir de manera segura la cantidad de personas y contar con personal suficiente para controlar cumplimiento de las actividades requeridas de prevención.

  • Realizar una detección de síntomas de todos los visitantes y proveedores de servicios.

    • Garantizar que los visitantes se hayan hecho la prueba de detección de COVID-19 y que haya recibido un resultado negativo dentro de las 24 horas antes de realizar la visita, de ser aplicable, de acuerdo con el nivel de propagación comunitaria.

    •  Adicionalmente, los visitantes y proveedores de servicios no deberán tener fiebre, presentar síntomas o haberse expuesto a un caso conocido del COVID-19 en los últimos 14 días.

  • Registrar los nombres completos e información de contacto de los visitantes.

    • El personal del centro deberá notificar a los visitantes recientes y proveedores de servicios de un aumento de síntomas o brotes de COVID-19 en la unidad donde reside el residente, en caso de producirse un evento en los 14 días posteriores a la visita, además de recomendar que los visitantes se hagan la prueba de detección.

  • Recibir a los visitantes en un área designada en la entrada del centro, donde el miembro del personal deberá:

    • Revisar la temperatura y realizar una detección de síntomas.

    • Documentar la información de contacto de los visitantes y los resultados de la detección de síntomas. Aquí ofrecemos una muestra del formulario.

    • Garantizar que los visitantes cuenten con mascarilla o tapabocas de tela que no tenga una válvula de exhalación y asegurar que cubra la nariz y boca del visitante.

    • Obligar a los visitantes a limpiarse las manos con un desinfectante para manos a base de alcohol.

    • Acompañar al visitante al área designada de visitas.

  • Limitar las visitas al interior a los espacios comunes, como áreas de actividades o comedores que permitan un distanciamiento social adecuado, de acuerdo con el calculador de espacios para asegurar el distanciamiento social, una ventilación adecuada (ventanas abiertas, etc.) y limpieza y desinfección entre visitantes.

    • Se deben restringir las reuniones grupales internas del centro, tales como comidas y
      actividades grupales, en estas áreas durante las visitas, con el fin de prevenir una posible exposición a otros residentes.

    • Para los centros más pequeños, como los que cuentan con una estructura residencial como una casa y/o aquellos con sistemas de ventilación limitada en los espacios, se deben limitar las visitas en ambientes cerrados a un visitante por residente a la vez, sin permitir que las personas, grupos de residentes o visitantes se congreguen en el área que se está usando para las visitas al interior.

    • Solo se deben permitir las visitas en las habitaciones de los residentes para aquellos residentes que no pueden acceder al área común que se está usando para las visitas al interior.

  • Requerir que los visitantes y proveedores de servicios usen tapabocas durante toda la visita.

    • Los residentes deben usar tapabocas a menos que sea medicamente contraindicado.

  • Negarles la entrada a los visitantes o proveedores de servicios a los que se les detecta algún síntoma o quienes niegan cumplir con cualquier de los requisitos.

Requisitos adicionales para los proveedores de servicios
  • La prestación del servicio debe ocurrir en la habitación del residente o un cuarto separado que se haya desinfectado de manera adecuada entre usos.

  • Los proveedores de servicios deberán usar EPI adecuado y cumplir con las medidas adecuadas de control de infecciones antes, durante y después de cada encuentro de un residente.

  •  Además de cumplir con los procedimientos y políticas del centro relacionados con el control de infecciones, el proveedor de servicios deberá respetar todas las demás precauciones y restricciones impuestas para su profesión que se requieren en cualquier entorno.