Recursos para adultos mayores y sus familias

Actualizado el: 8/17/2021

Idiomas disponibles:  Español |  English | Tiếng Việt  | 中文  | Soomaali | العربية | नेपाली

Aviso: El Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de Colorado busca compartir la información más precisa disponible en cada momento. Le invitamos a consultar frecuentemente la siguiente página para obtener información actualizada: Enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19) en Colorado. Esta página ofrece las últimas noticias acerca del COVID-19 en Colorado.

Lo que necesitan saber los adultos mayores y las familias acerca del COVID-19

COVID-19 es el nombre de una enfermedad respiratoria que se transmite de persona a persona en muchos países y estados, entre ellos, Colorado. 

En el siguiente enlace encontrará más información general sobre el COVID-19 y otras preguntas frecuentes: Preguntas frecuentes acerca del COVID-19 del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de Colorado.

¿Quién corre mayor riesgo de enfermarse gravemente del COVID-19?  

El estado de Colorado está experimentando una transmisión comunitaria extendida del COVID-19. Nuestra prioridad es mantener a los habitantes del estado a salvo. Exhortamos a todos los habitantes de Colorado a ejercer la responsabilidad personal para proteger la salud pública. Las medidas diarias de prevención que tomemos todos son importantes para reducir el contagio a las personas que corren mayor riesgo de enfermarse gravemente del COVID-19. Por ejemplo:

  • Las personas no vacunadas de 65 años de edad y mayores
  • Las personas no vacunadas con enfermedad pulmonar crónica o con asma de moderado a grave
  • Las personas no vacunadas con problemas cardíacos serios
  • Las personas con algún nivel de inmunocompromiso
  • Las mujeres embarazadas no vacunadas
  • Las personas que presentan un riesgo elevado según lo establecido por un proveedor de atención de salud autorizado

Dado que el COVID-19 es una enfermedad nueva y debemos aprender más sobre el virus, lo que actualmente se sabe sobre su propagación se basa fundamentalmente en lo que ya se sabe sobre otras enfermedades respiratorias similares.  

Según los datos preliminares difundidos por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, siglas en inglés) en una entrevista con AARP (El coronavirus y los adultos mayores: respuestas a sus preguntas), los adultos mayores tienen dos veces más probabilidades de desarrollar síntomas graves del COVID-19 que las personas más jóvenes. A medida que el sistema inmunitario de un adulto mayor cambia, al organismo le cuesta más combatir las enfermedades e infecciones. Muchos adultos mayores también tienen más probabilidades de tener afecciones médicas subyacentes, lo que les dificulta de mayor manera sobrellevar y recuperarse de la enfermedad.

Reducir las vías de contagio de la enfermedad es especialmente importante para las personas con mayores riesgos de enfermarse gravemente.

Cómo protegerse a sí mismo y a sus seres queridos del COVID-19

Vacunase.

Recibir una vacuna contra el COVID-19 es una medida importante que usted puede tomar para protegerse a sí mismo, a su familia y a su comunidad. Las personas completamente vacunadas pueden volver a realizar cualquiera de las actividades que hacían antes de la pandemia.

Medidas diarias

  • Lávese bien las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos de forma frecuente. Si no cuenta con agua y jabón, use un desinfectante para manos que contenga por lo menos un 60 % de alcohol.
  • Cúbrase con un pañuelo al toser y estornudar, luego deseche el pañuelo a la basura o use la parte interna del codo o la manga.
  • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca si no se ha lavado las manos
  • Limpie las superficies de su hogar y sus artículos personales, como teléfonos celulares, con productos comunes de limpieza del hogar.

Uso del tapabocas y el distanciamiento físico

  • Las personas que corren mayor riesgo de contraer una enfermedad grave a causa del COVID-19 deberán tomar precauciones adicionales, sobre todo si no están vacunadas. Si tiene una condición médica subyacente o está tomando medicamentos que debilitan su sistema inmune, puede que NO esté completamente protegido aún si está completamente vacunado. Hable con su proveedor de atención médica. Incluso después de la vacunación, deberá seguir tomando estas precauciones.

  • Use un tapabocas cuando está en lugares públicos, en especial en ambientes cerrados.
  • Mantenga 6 pies de distancia cuando se encuentra con personas con las que no convive.
  • Pídales a sus familiares, amigos y proveedores de servicios que no lo visiten si están enfermos.
  • No se dé la mano con otras personas. Más bien, salude haciendo un gesto con la mano o diciendo “hola”.
  • Siga las directrices de los CDC sobre viajes.
  • Evite hallarse en situaciones donde pueda aumentar su nivel de riesgo personal.
  • Manténgase comunicado con sus seres queridos por teléfono y por Internet. Pida ayuda a otras personas si necesita algo. Intente encontrar formas de asistir a reuniones por teléfono o por Internet.

La rutina y los vínculos son importantes

Mantener sus conexiones y la rutina son importantes para su bienestar y control sobre situaciones de emergencia. Si corre mayor riesgo de contraer una enfermedad a causa del COVID-19, tome medidas adicionales para distanciarse de otras personas a fin de reducir su riesgo de estar expuesto al virus.   

La rutina y las conexiones se pueden mantener aun cuando está practicando el distanciamiento físico.  Es posible que las mismas parezcan algo distintas de lo que hacemos normalmente; no obstante, podemos encontrar actividades que cubran nuestras necesidades  y protejan a todos de la enfermedad.  El distanciamiento físico no implica que debamos interrumpir nuestro contacto con otras personas.  Mantenga 6 pies de distancia.  Use herramientas tecnológicas para conectarse con otros.  

Si salir fuera de casa forma parte de la rutina diaria de ciertos adultos mayores, sobre todo para mantenerse conectado con los demás, es importante encontrar formas de que no interrumpan esta rutina. 

  • Consulte los horarios de los negocios. Muchos lugares ofrecen horarios para adultos mayores. 
  • Mantenga el buen hábito de descansar, una alimentación saludable y ejercicio.
  • Comuníquese por teléfono con sus amigos y su familia todos los días. 
  • Elabore un procedimiento con las personas de su vecindario o grupo religioso por el cual podrán comunicarse si necesitan ayuda. 
  • Organice un cronograma para que todos vean la misma película o programa de televisión en sus viviendas.  Platiquen por teléfono sobre ese programa al día siguiente.
  • Planifique horarios para salir a caminar, leer un libro o aprender algo nuevo.

Queremos que la gente esté físicamente distanciada pero socialmente conectada.

Esté preparado

  • Asegúrese de contar con medicamentos, alimentos y provisiones para varias semanas, en caso de que deba permanecer en su casa por un período prolongado.

  • Planifique con su red de contactos: 

    • Cómo preguntar por el bienestar del otro; 

    • Cómo hacer para que otros individuos le hagan llegar provisiones a fin de evitar las aglomeraciones;

    • Cómo hacer para que otras personas le ayuden con equipos médicos u otras necesidades ante una emergencia.

Manténgase informado

  • Esté al tanto de dónde obtener información sobre el contagio en la comunidad y las medidas de salud pública en su área. Comparta información correcta con vecinos, amigos y compañeros de trabajo, especialmente con aquellas personas que tengan dificultades para recibir o comprender la información.

  • COHELP es la línea de información de salud pública para responder las preguntas frecuentes sobre el COVID-19. 

    • Hable al 1-877-462-2911 para obtener respuestas en diversos idiomas, incluyendo inglés, español, mandarín (普通话) y otros. 

    • Envíe un correo electrónico a COHELP@RMPDC.org (respuestas solo en inglés).

  • Página web de Colorado del COVID-19: colorado.gov/cdphe/2019-novel-coronavirus

  • Facebook (facebook.com/CDPHE) y Twitter (@CDPHE

  • Sitio web de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC): cdc.gov/coronavirus/2019-ncov

Tratamiento para adultos mayores con COVID-19

Es posible que aquellos adultos mayores que tienen un caso de COVID-19 leve o moderado y que están en riesgo de desarrollar un caso de COVID-19 severo, reúnan los requisitos para tratamientos con anticuerpos. Para más información, visite el sitio web de tratamientos para el COVID-19.

Estafas y manipulación de precios

Los atacantes cibernéticos y otros estafadores intentan sacar partido de los acontecimientos que suscitan gran atención mediática, tal como sucede con el brote del COVID-19. Buscan convertirnos en víctimas de nuestros temores. Tome precauciones si recibe mensajes que:

  • transmiten una enorme sensación de urgencia. Los estafadores quieren que se apresure y que cometa un error. 
  • lo presionan para que ignore o no preste atención a las medidas y protocolos de seguridad.
  • promocionan soluciones milagrosas. Si suena demasiado bueno para ser verdad, es probable que sea falso.
  • le piden que pague por su vacuna. Las vacunas contra el COVID-19 son gratuitas.
  • provienen de personas o direcciones que usted no reconoce y se le está solicitando información personal  (incluso cuando el que llama se hace pasar por un funcionario de salud o una organización gubernamental).

Obtenga más información aquí: 

Recursos comunitarios y orientación

Es normal sentir temor, tristeza o enojo a causa del riesgo e interrupciones causadas por una nueva enfermedad infecciosa en nuestras comunidades. El temor es una respuesta natural a lo desconocido y aún estamos aprendiendo las maneras en que el COVID-19 afectará a nuestras familias y a nuestras comunidades. Los Servicios de Crisis de Colorado están disponibles todos los días y a toda hora si necesita alguien con quien hablar. Hable al 1-844-493-8255.

En su sitio web, el Departamento de Servicios Humanos de Colorado (CDHS, siglas en inglés) ofrece recursos compartidos para ayudar a los habitantes de Colorado: Departamento de Servicios Humanos de Colorado.

En este sitio web, se ofrecen enlaces para ayudar a las personas con: 

Si necesita otros servicios, como ayuda para la persona responsable del cuidado, servicios de nutrición, transporte, servicios a domicilio, coordinación de la atención e inclusión, comuníquese con el Centro de Recursos para el Envejecimiento y Discapacidades local o la Agencia de Área sobre el Envejecimiento local hablando al 1-844-265-2372.

El número de teléfono 2-1-1 es un servicio confidencial y multilingüe para conectar a las personas con recursos vitales de todo el estado. Sin importar dónde viva en Colorado, podrá obtener información sobre los recursos disponibles en su comunidad local. Hable gratuitamente al teléfono 2-1-1 o (866) 760-6489. Este servicio también cuenta con un sitio web con recursos sobre el COVID-19. https://www.211colorado.org/covid-19/  

Cómo otras personas pueden apoyar a los adultos mayores de Colorado

Uno debe cumplir con las directrices de salud pública no necesariamente para protegerse a sí mismo; el objetivo es proteger a las personas que corren mayor riesgo de enfermarse gravemente del COVID-19. Si usted no se enferma, no puede contagiar a otros que puedan desarrollar una enfermedad más grave, entre ellos, sus padres o abuelos. Todos debemos fomentar el distanciamiento social y otros comportamientos saludables en los lugares donde vivimos, trabajamos y jugamos.  

Haga planes para:

  • Vacunarse.
  • Preguntar por el bienestar ajeno. 
  • Averiguar qué provisiones necesitan las personas y cómo las mismas pueden ser enviadas a aquellos que corren mayor riesgo de enfermarse gravemente del COVID-19 de modo que estos eviten las aglomeraciones, 
  • Asistir a los demás con equipos médicos u otras necesidades ante una emergencia.
  • Considerar diferentes alternativas si se llegaran a modificar algunos servicios a causa del COVID-19, como la atención de relevo o los centros de atención diurna para adultos.

Mantener el distanciamiento físico puede dificultar la obtención de información sobre otros problemas, es por eso que es importante mantenerse conectado. Si le preocupan asuntos relacionados con abuso, negligencia o explotación, tanto para usted como para otra persona mayor, diríjase al sitio de Servicios de Protección para Adultos del CDHS para conocer los detalles de lo que debe reportar y cuando debe hacerlo. Encuentre el número de registro del condado donde vive el adulto en riesgo. No queremos protegernos a nosotros mismos o a nuestros seres queridos del COVID-19 solo para que sean más fácilmente maltratados de otras maneras graves.

Las familias con seres queridos con demencia pueden obtener apoyo todos los días y a toda hora en la línea de ayuda de la Asociación del Alzheimer hablando al 800-272-3900. La Asociación del Alzheimer también creó una página web sobre los cuidados para pacientes con demencia durante el brote del COVID-19 con una serie de ideas para implementar en las instituciones de vida asistida y en el hogar, además de recomendaciones para cuidar su salud. 

Muchos de los cuidadores en Colorado son familiares de los pacientes. Debe considerar su propio cuidado personal como una prioridad para poder seguir asistiendo a sus seres queridos. Obtenga más información en la página web de Colorado Respite Coalition (Coalición de Atención de Relevo de Colorado).

Planificación médica anticipada

El Grupo de Recursos sobre Ética de Atención Médica de Colorado ha publicado hojas informativas con directrices y consejos para ayudar a las personas a considerar los tratamientos médicos específicos, los valores morales y la toma de decisiones durante la pandemia del COVID-19. Le instamos a tener esta conversación con su familia hoy mismo.

Tener una conversación sobre situaciones que no podemos controlar nos brinda una cierta sensación de control. No podemos predecir qué tipo de decisiones vamos a tener que asumir, pero sí podemos darles a nuestros seres queridos la orientación para que puedan tomar estas decisiones por nosotros con confianza. Ahora es el momento para ayudar a nuestras personas más cercanas (amigos, cónyuge, padres y abuelos) a recibir los cuidados necesarios adecuados para ellos si llegaran a enfermarse de gravedad con COVID-19.

Le invitamos a utilizar estas herramientas para guiar su planificación y conversaciones.