Proveedores de transporte público

Actualizado el: 04/08/2021

Idiomas disponibles:  Español |  English | Tiếng Việt | 中文 | Soomaali | العربية | नेपाली 

Student rides bus while wearing mask and physically distancing

Las agencias o personas que proveen transporte público, incluyendo los servicios de transporte compartido y taxis, deben seguir esta guía para protegerse del COVID-19, a sí mismos, a los pasajeros y a los empleados.

  • Las agencias de tránsito pueden considerar modificaciones al servicio, dando prioridad a rutas que prestan servicios a instalaciones médicas, centros de empleo, suministro de alimentos y servicios para salvar vidas.
  • En emergencias, los proveedores de transporte pueden dar prioridad a las necesidades inmediatas de seguridad, transporte y refugio de los pasajeros y el personal, cuando están en conflicto con estas pautas.

Distanciamiento físico y ventilación

  • Limitar la capacidad del vehículo hasta un 50% de lo permitido. Los conductores y pasajeros deberán asegurar una distancia de 6 pies entre grupos de diferentes viviendas en la mayor medida posible. Estos límites podrán verse excedidos temporalmente en casos donde una persona con una discapacidad necesita una acomodación especial, un vehículo de tránsito es requerido para una situación de emergencia, o para prevenir algún riesgo de vida o seguridad.
  • Para crear una distancia entre pasajeros, considere:
    • Bloquear asientos o sectores del vehículo para poder tener un asiento o fila entre grupos de diferentes viviendas; u
    • Omitir paradas cuando los vehículos ya están llenos.
  • Para crear distancia entre pasajeros y conductores, considere:
    • Bloquear el primer asiento o dos primeros asientos inmediatamente detrás o al lado del asiento del conductor;
    • Hacer subir a los pasajeros por las puertas traseras, si hay disponibles;
    • Si los pasajeros deben ingresar por una puerta principal, el conductor debe permanecer afuera durante el abordaje; o
    • Para taxis y viajes compartidos, los pasajeros solo deben usar el asiento trasero.
  • Cuando sea posible, abrir las ventanas -una a cada lado del vehículo- para maximizar la ventilación.
  • Colocar carteles que le recuerden a los pasajeros que los requisitos de distanciamiento físico aplican al transporte público.
  • Colocar carteles que le recuerden a los pasajeros que pueden formar parte de las notificaciones de exposición. De esta manera sabrán con más anticipación si es que fueron expuestos a una persona que ha dado positivo para el COVID-19.

Para empleados y conductores

  • Requerir que todos los empleados y conductores usen tapabocas.
  • Asegurarse que los empleados mantengan una distancia física, permaneciendo alejados al menos 6 pies, de otros empleados y pasajeros.
  • Instruir a los empleados de cómo protegerse ellos mismos en el trabajo y en casa; al igual que sobre quiénes están en mayor riesgo de enfermarse severamente con el COVID-19.
  • Colocar letreros para recordar a los empleados que eviten tocarse los ojos, la nariz y la boca; al igual que cómo practicar las reglas de etiqueta apropiadas para estornudar y toser. [En inglés, español, chino simplificado, vietnamitasomalí].
  • Tener suficientes provisiones de desinfectante de manos, disponible para sus empleados y pasajeros.
  • Permitir que los conductores y empleados eviten manejar dinero, si es posible.
    • Considerar usar guantes desechables si usted tiene que recibir dinero de los pasajeros. Usar un par de guantes por cliente y echarlos a la basura después de cada uso.
  • Tener como prioridad el proveer guantes, tapabocas y protectores faciales apropiados y otro equipo de protección personal, en la mayor medida posible.
  • Considerar mantener un registro de los pasajeros, en caso de que haya una exposición al COVID-19, y sea necesario notificar a otros pasajeros.

Empleados enfermos o expuestos

  • Los proveedores de transporte que estén enfermos deben quedarse en casa y notificar a su supervisor, si es aplicable. Quienes tengan los síntomas del COVID-19 deben seguir las instrucciones para el aislamiento y buscar atención médica, si es necesaria.
  • Los empleados que hayan estado en contacto cercano con alguna persona que haya recibido pruebas positivas del COVID-19 deben quedarse en casa, seguir una cuarentena y monitorear sus síntomas. Los empleados que piensan o saben que han sido expuestos, deben hacerse una prueba de detección lo antes posible, si desarrollan síntomas. Los empleados que no tengan síntomas deben esperar 7 días para hacerse una prueba, desde cuando ellos piensan que fueron expuestos.
  • Los empleadores deben considerar hacer evaluaciones a sus empleados, incluyendo tomarles la temperatura, cuando se reporten al trabajo. Preguntarles si tienen Síntomas del COVID-19 o si han estado en contacto cercano con alguna persona que muestre estos síntomas. Si la respuesta es “sí” a cualquiera de estas preguntas de evaluación, se les debe enviar a casa y aconsejarles que sigan las instrucciones para una cuarentena (si potencialmente fueron expuestos) o para el aislamiento (si están enfermos o tienen resultados positivos). Asegurarse de mantener la confidencialidad del empleado en todo momento.
  • Los empleados que estén enfermos o sintomáticos pueden ser elegibles para regresar al trabajo cuando: *
    • Hayan transcurrido al menos 24 horas desde que se les bajó la fiebre sin medicamentos para reducir la fiebre;
    • Hayan pasado al menos 10 días desde que empezaron a aparecer los síntomas; y
    • Hayan mejorado los síntomas del COVID-19.

Para pasajeros

  • Requerir que todos los pasajeros mayores de 10 años de edad usen un tapabocas cuando hay 10 o más personas en el vehículo.
  • Alentar firmemente a los pasajeros de 2 a 10 años que usen un tapabocas cuando hay 10 o más personas en el vehículo.
  • Recomendar al público a evitar el transporte público si están enfermos, tienen pruebas positivas del COVID-19, o si piensan o saben que fueron expuestos al COVID-19.
  • Adherir a las pautas de distanciamiento físico en relación al espacio recomendado entre pasajeros.
  • Sigan las recomendaciones de los conductores y respeten que son considerados trabajadores esenciales, cuya salud y seguridad deberá ser considerada durante este momento tan difícil.

Limpieza y desinfección

La forma más común de propagación del COVID-19 es a través de gotículas respiratorias o pequeñas partículas durante el contacto cercano con alguien que ya está infectado. También es posible contraer el COVID-19 al tocar una superficie u objeto que tenga el virus, y luego tocarse la boca, la nariz o posiblemente los ojos. Limpiar y desinfectar las superficies con frecuencia es una buena práctica para prevenir el COVID-19 y otras enfermedades respiratorias.

  • Limpiar significa eliminar los gérmenes, la suciedad y las impurezas de las superficies. La limpieza no mata los gérmenes, pero al eliminarlos, reduce su número y el riesgo de propagar infecciones. La limpieza se realiza típicamente con jabón, detergentes, limpiadores y agua.
  • Desinfectar significa usar productos químicos para matar los gérmenes en las superficies. Al eliminar los gérmenes de una superficie después de limpiarla, la desinfección puede reducir aún más el riesgo de propagación de infecciones. La desinfección se realiza normalmente con soluciones desinfectantes comerciales o para el hogar que hayan sido aprobadas.
Para limpiar y desinfectar vehículos de transporte público:
  • Consultar la Guía de limpieza ambiental en relación con el COVID-19, elaborada por el Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de Colorado (CDPHE, por sus siglas en inglés).
  • Usar guantes químicos (por ejemplo, nitrilo) al limpiar y desinfectar.
  • Limpiar y desinfectar los vehículos y las superficies de los equipos antes de cada operación y al final del turno, o con más frecuencia si los pasajeros parecen estar enfermos.
  • Usar un desinfectante aprobado después de limpiar.
  • Limpiar y desinfectar todas las superficies comúnmente tocadas que se utilizan para acceder y controlar el vehículo, que incluyen:
    • Manijas de puerta y barras de apoyo;
    • Manijas de puertas interiores y superficies circundantes;
    • Volante, consola central y micrófono de radio;
    • Máquinas para pagar la tarifa;
    • Paneles de instrumentos, cambios de marcha y mandos, y dispositivos de control;
    • Llaves, teclados y tarjetas de combustible;
    • Cinturón de seguridad y hebilla; y
    • Todos los otros dispositivos utilizados durante su jornada laboral.
  • Lavarse las manos después de limpiar, por unos 20 segundos.