Preguntas generales sobre el embarazo y la lactancia

Actualizado el: 12/28/2020

Idiomas disponibles: Español | English | Tiếng Việt  | 中文  | Soomaali | العربية | नेपाली

Sabemos que muchas mujeres que van a dar a luz en los próximos meses pueden estar preocupadas por la manera en que el COVID-19 podría afectarlas. Si tiene preguntas o preocupaciones, es importante que hable con su proveedor de atención médica y el hospital o centro de maternidad que usted ha seleccionado para el parto. Cada instalación tiene su propia política de acuerdo con su situación actual. 

Se han hecho esfuerzos a nivel nacional para limitar el número de personas en todos los entornos de atención médica con el fin de proteger a nuestros proveedores de atención médica. Pregunte en su centro de maternidad acerca de las políticas sobre el número de personas de apoyo que pueden estar presente durante el parto. 

La Organización Mundial de la Salud ofrece una guía útil de preguntas y respuestas generales sobre el parto y la lactancia materna que aborda las preocupaciones que las mujeres embarazadas puedan tener sobre el COVID-19.

También se le aconseja que hable con sus proveedores, ya que ellos saben más acerca de usted y pueden ofrecerle la mejor orientación sobre el parto y la lactancia materna durante la pandemia del COVID-19.

 

El embarazo durante la pandemia del COVID-19

¿Estoy en mayor riesgo de contraer el COVID-19 si estoy embarazada?

Las mujeres embarazadas están en mayor riesgo de contraer enfermedades severas causadas por el COVID 19 y pueden tener un mayor riesgo de otros resultados adversos, tal como un parto prematuro, si es que están infectadas. Si está enferma o ha sido expuesta al COVID-19, debe contactar a su proveedor de atención médica. Las mujeres embarazadas no están en un mayor riesgo de contraer al COVID-19. Vea el sitio web de los CDC para más información.

¿Qué precauciones debo seguir para evitar contraer el COVID-19?

Debido a un alto riesgo de enfermedad severa, se les recomienda encarecidamente a las mujeres embarazadas a que se queden en casa en todo momento, excepto cuando necesiten cuidado médico. No hay manera de asegurar un riesgo de cero infecciones, por lo que es importante entender los riesgos y cómo permanecer tan seguras como sea posible. En general, entre más interactúe con otras personas, entre más cerca esté de ellos, y entre más dure la interacción, será mayor el riesgo de contraer y propagar el COVID-19. Si trabaja en un ambiente donde interactúa con el público, hable con su empleador y en conjunto traten de identificar las maneras en que puede limitar su exposición. Por favor, visite el sitio web de los CDC para informarse sobre los pasos preventivos que usted, y las personas con que comparte su vivienda, pueden tomar.

¿Qué puedo hacer si me preocupa la posibilidad de ser expuesta al COVID-19 en mi lugar de trabajo?

Como mujer embarazada, corre el riesgo de enfermedades severas a causa del COVID-19 y no puede ser obligada a trabajar para cualquier negocio o función gubernamental durante la pandemia. Basado en su embarazo, puede hacer un pedido (escrito o verbal) a su empleador para identificar adaptaciones razonables para limitar ser expuesta al COVID-19. Como se establece en la Orden Pública de Salud 20-36, los empleadores deben ofrecer adaptaciones razonables, como por ejemplo el teletrabajo. Los empleadores también son alentados a ofrecer estas adaptaciones a las personas que viven con usted. Vea este documento para más información para que los empleadores puedan ofrecer adaptaciones razonables. Puede pedirle a su proveedor de atención médica para que le dé documentación que respalde su pedido.

¿Cómo afectará la pandemia del COVID-19 en mi experiencia de parto?

Si tiene preocupaciones acerca de su experiencia de parto, es importante que hable con su proveedor de atención médica y el hospital o centro de natalidad que ha elegido para su parto. Diferentes establecimientos tienen diferentes políticas según su situación actual.  

La Organización Mundial de la Salud tiene un documento considerable acerca de preguntas frecuentes sobre el embarazo y el periodo de lactancia que trata estos temas para mujeres embarazadas y que pueden llegar a tener el COVID-19. El sitio web de los CDC tiene más información acerca de las preguntas a continuación.

¿Qué debo hacer si me preocupa ir a la oficina/clínica para mis citas?

Es importante que continúe recibiendo cuidado durante todo su embarazo. Hable con su proveedor de atención médica acerca de cómo puede continuar las citas durante el embarazo, incluso si no tiene citas presenciales. Los proveedores médicos e instalaciones han cambiado las políticas de las citas en los consultorios, con el propósito de limitar la cantidad de personas que entran al consultorio. Algunos ofrecen consultas por medio de llamadas telefónicas o por video. 

¿Puedo recibir la vacuna contra el COVID-19 si estoy embarazada

Según lo que sabemos hasta el momento, los expertos creen que las vacunas ARNm (como las vacunas Pfizer y Moderna) son poco probables de presentar un riesgo a mujeres embarazadas. Las vacunas ARNm no son vacunas activas, lo que significa que una persona no puede contraer al COVID-19 al recibir la vacuna. El virus ARNm crea una reacción en el sistema inmunológico del cuerpo para luchar contra el virus, creando anticuerpos, y el ARNm es rápidamente destruido. Las mujeres embarazadas no formaron parte de los ensayos clínicos de las vacunas contra el COVID-19 actualmente aprobadas, debido a esto, no hay información acerca de la seguridad de la vacuna en mujeres embarazadas 

Si mujeres embarazadas forman parte de un grupo que es recomendado para recibir la vacuna contra el COVID-19 (por ejemplo, personal de cuidado médico), podrán elegir recibir la vacuna o no. Una conversación entre el paciente y su equipo de atención médica podrá ayudar a la hora de tomar una decisión acerca del uso de vacunas contra el COVID-10 aprobadas bajo una Autorización de Uso de Emergencia. La consulta con su proveedor de atención médica puede servir de ayuda, pero no es requerido antes de vacunarse.

A la hora de tomar una decisión, las mujeres embarazadas y sus proveedores médicos deben considerar el nivel de transmisión del COVID-19 dentro de su comunidad, el riesgo personal del paciente para contraer al COVID-19, los riesgos que el COVID-19 presentaría en el paciente y los riesgos potenciales para él bebe aun no nacido, la eficacia de la vacuna, los efectos secundarios de la vacuna y la falta de datos sobre la vacuna durante el embarazo.

La vacuna contra el COVID-19 no deberá ser administrada simultáneamente con otras vacunas que podrá recibir durante su embarazo. Espere un mínimo de 14 días antes y después de haber sido administrada otras vacunas, antes de que reciba su primer y segunda dosis de la vacuna contra el COVID-19. 

No hay recomendaciones acerca de la realización de pruebas de detección del COVID-19 antes de ser administrado la vacuna contra el COVID-19. Aquellas personas intentando obtener un embarazo no necesitan evitar el embarazo luego de haber recibido la vacuna contra el virus.

¿Existen otras vacunas que deba ponerme mientras estoy embarazada?  

Ponerse otras vacunas recomendadas durante el embarazo puede ayudar a protegerla a usted y a su bebé de otras enfermedades respiratorias que tienen síntomas similares al COVID-19. Esto incluye vacunarse contra la gripe y la tos ferina (Tdap). Las otras personas que compartan su vivienda deben también vacunarse para protegerse a sí mismos y a usted. 

Si estoy embarazada y contraigo el COVID-19, ¿mi bebé se contagiará? 

De acuerdo con la investigación actual, es poco probable que las mujeres embarazadas transmitan el COVID-19 a su bebé antes o después del parto. No se ha detectado COVID-19 en el líquido amniótico, leche materna u otras muestras maternas. Sin embargo, un recién nacido puede contraer COVID-19 después del parto de la madre u otras personas. Consulte la página web de los CDC para más información.

¿Cuántas personas pueden estar presente en la sala de parto?

Los CDC han recomendado a los hospitales limitar el número de personas permitidas en los hospitales, incluyendo los visitantes y personal no esencial, con el fin de reducir la exposición de los pacientes y trabajadores sanitarios al COVID-19. Durante el parto, los hospitales generalmente han hecho la excepción de permitir una persona de apoyo, siempre que no presenten síntomas asociados con el COVID-19. 

Hable con su clínica o proveedor médico sobre las políticas donde dará a luz para así saber si se permite una excepción en casos particulares. Planifique quién será la persona de apoyo principal e identifique una segunda persona, en caso de que la persona principal presente síntomas del COVID 19. Asimismo, puede formular planes con su médico acerca de estar conectados con más personas de apoyo durante el parto, a través de plataformas como FaceTime, Google Chat o Zoom.

Si tengo COVID-19 en el momento del parto, ¿mi bebé podrá quedarse conmigo?

Los hospitales están adoptando precauciones en la atención a personas que han dado positivo con el virus o son sospechosas de tenerlo en el momento del parto, con el fin de prevenir la propagación de la infección al bebé. La decisión de mantener el bebé en su habitación del hospital la deben tomar usted en conjunto con su equipo de profesionales médicos. Los proveedores consultarán con usted acerca del plan para proteger a su bebé de infectarse del COVID-19, el cual podría incluir lavarse las manos, usar mascarilla y distanciarse físicamente de su bebé. Usted tiene el derecho de participar activamente en la conversación con el proveedor médico en el idioma de su preferencia para decidir cómo cuidar de su bebé. Consulte la página web de los CDC para más información.

¿Es seguro ir a un hospital que atiende a personas infectadas del COVID-19?

Las unidades de maternidad de los hospitales del estado tienen operaciones normales durante la pandemia, con camas reservadas específicamente para los trabajos de parto y los partos. Se tratan a las personas infectadas del COVID-19 en áreas separadas del hospital y, además, se están adoptando precauciones con todo el personal, pacientes y personas de apoyo para así limitar la exposición. Las unidades de maternidad tienen precauciones especiales para atender a personas en los trabajos de parto que estén infectadas del COVID-19 en un área separada de las que no tienen el virus.

¿Qué puedo hacer si estoy preocupada por mi salud emocional durante la pandemia?

El embarazo, parto y periodo de posparto pueden ser momentos difíciles emocionalmente en las mejores circunstancias. Tener un bebé durante la pandemia actual puede elevar las preocupaciones normales acerca de su seguridad y la de su bebé. Si usted o una persona con la que es cercana presenta síntomas de depresión o ansiedad, es importante buscar ayuda. Para apoyo y recursos adicionales en Colorado, visite www.postpartum.net/colorado (en inglés) o www.postpartum.net/ayuda (en español) o comuníquese con su proveedor médico. Existe una variedad de servicios virtuales para apoyarle en estos momentos. Si usted o alguien que conoce está en peligro inmediato, llame al 911. Para más información acerca de la seguridad, llame a la Red Nacional de Prevención del Suicidio al 1-888-628-9454 (línea en español) o Servicios de Crisis en Colorado al 1-844-493-8255.

 

Lactancia materna

Para más orientación acerca de la lactancia materna, consulte la página web de los CDC sobre el embarazo y lactancia.

¿Es seguro amamantar a mi bebé si tengo o creo que podría tener COVID-19? 

La leche materna es la mejor fuente de nutrición y protege a los bebés de enfermarse. Los estudios limitados disponibles sugieren que la leche materna no transmite el COVID-19. La leche materna ayuda a fortalecer el sistema inmunológico de su bebé, ya que contiene anticuerpos y otros componentes importantes. Sin embargo, su bebé podría infectarse a través del contacto con usted u otros cuidadores. Los CDC recomiendan amamantar o darle leche materna extraída a su bebé, mientras toma precauciones para evitar la propagación del virus a su bebé. 

Si está enferma o presenta síntomas, debe tomar todas las precauciones posibles para proteger a su bebé, incluyendo lavarse las manos antes y usar una mascarilla cuando toque a su bebé. Puede amamantar directamente en el pecho o extraer la leche materna para que un cuidador alimente a su bebé.

¿Puede mi bebé contraer el COVID-19 de la leche materna?

En estudios limitados de madres lactantes con el COVID-19, se ha mostrado que es poco probable que la leche materna transmita el virus a su bebé. La mayor preocupación es que la madre o el cuidador infecte al bebé a través de gotículas respiratorias. Se deben tomar precauciones para mantener a su bebé saludable, incluyendo lavarse las manos antes de tocar y alimentar a su bebé y usar mascarilla si presenta síntomas o ha dado positivo del COVID-19.

¿Puede un cuidador infectarse con el COVID-19 al tener contacto con la leche materna?

Los estudios limitados no indican ningún riesgo de exposición al COVID-19 tanto para el bebé como para los cuidadores, cuando se tiene contacto con la leche materna. La leche materna protege en contra de enfermedades ya que contiene anticuerpos y otros componentes importantes que ayudan a mantener saludables a los bebés lactantes. Los cuidadores deben lavarse las manos antes y después de tocar los biberones, no importa si el biberón fue preparado en casa o en el centro de cuidado infantil.

¿Puedo recibir la vacuna contra el COVID-19 mientras estoy en el periodo de lactancia?

Según lo que se sabe sobre cómo funcionan las vacunas ARNm, se cree que las vacunas contra el COVID 19 no presentan un riesgo para mujeres que estén amamantando o para el bebe. Es importante seguir amamantando. Actualmente no hay datos disponibles acerca de la seguridad de las vacunas autorizadas contra el COVID-19 en mujeres que estén amamantando, ya que no fueron incluidos en los ensayos clínicos iniciales. 

La Academia de Medicamentos durante el Periodo de Lactancia recomienda que las mujeres lactantes que reciben la vacuna continúen amamantando a sus bebés luego de haber recibido la vacuna. La leche materna contiene anticuerpos y otros componentes que pueden estimular el sistema inmunológico del bebé y protegerlos ante enfermedades. La investigación temprana ha demostrado que anticuerpos contra el COVID-19 están presentes en la leche materna. Se cree que anticuerpos creados después de que una mujer en periodo de lactancia haya recibido la vacuna pueden transferirse a la leche materna y brindar protección para el bebé. 

Las mujeres en periodo de lactancia que son empleados de atención médica, o parte de otros grupos que son recomendados para recibir la vacuna contra el COVID-19, podrán elegir recibirla o no. El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos recomienda que las vacunas contra el COVID-19 sean ofrecidas a las mujeres lactantes de forma parecida a cuando se les ofrece a personas no lactantes, cuando es su turno según el plan de fases de distribución. 

Hable acerca de los riesgos y beneficios de vacunación con su proveedor de atención médica. La consulta con su proveedor de atención médica puede servir de ayuda, pero no es requerido antes de vacunarse.

¿Qué precauciones debo tomar para darle la leche materna extraída a mi bebé?

Si está enferma o decide extraer la leche materna para alimentar a su bebé, puede hacer una extracción manual o mecánica con un extractor (manual o eléctrico). Es importante lavarse las manos de manera adecuada antes de tocar las partes del extractor o los recipientes y antes de extraer manualmente la leche materna. Siga las recomendaciones para una correcta limpieza del extractor (español) luego de cada uso y limpie todas las partes que entraron en contacto con la leche materna. Limpie el extractor después de cada uso, de acuerdo con las instrucciones del fabricante del extractor. 

Si es posible o si está demasiado enferma como para alimentar a su bebé, procure que otra persona sana alimente al bebé con la leche materna extraída. Asegúrese que todas las personas que alimenten a su bebé practiquen una adecuada higiene de manos y usen mascarilla si presentan síntomas. Para poder establecer y mantener el suministro de leche, es importante extraer leche del seno con la misma frecuencia que come su bebé todos los días, generalmente 8 a 12 veces al día para los recién nacidos o cada 1.5 a 3 horas. 

Si me separan de mi bebé después del parto debido al COVID-19, ¿puedo amamantarlo?

Si le separan temporalmente de su bebé después del parto porque está enferma con COVID-19 y usted tiene la intención de amamantar, debe solicitar apoyo de lactancia al hospital con y un extractor eléctrico para ayudarle a establecer y mantener el suministro de leche. Un cuidador sano debe darle la leche extraída al bebé. La leche materna protege a los bebés de enfermarse y ayuda a fortalecer el sistema inmunológico. 

¿Debo limpiar los recipientes de almacenamiento de la leche materna (biberones, bosas, etc.)?

Los CDC no recomienda desinfectar los recipientes de la lecha materna después de extraerla o antes de alimentar al bebé. No es necesario ni seguro aplicar un desinfectante químico a los recipientes de almacenamiento. Si el personal médico del hospital está preocupado, siga la guía de la Asociación de Bancos de Leche Humana de Norteamérica (Human Milk Banking Association of North America) y utilice una técnica simple de transferencia del recipiente de leche (Bottle Transfer Technique en inglés)

¿Y si necesito ayuda con la lactancia?

Busque ayuda con la lactancia, apoyo psicológico o asistencia práctica de cómo alimentar a su bebé de parte de profesionales sanitarios con la capacitación adecuada, una asesora de lactancia, personal del Programa Especial de Nutrición Complementaria para Mujeres, Bebés y Niños (WIC), La Leche League y otros asesores comunitarios de apoyo entre madres para la lactancia. Se ofrecen recursos de apoyo para la lactancia, incluyendo grupos de apoyo virtual y sesiones de terapia, por medio del hospital donde dio a luz o en cualquier hospital cercano que tenga servicios de maternidad (no es necesario haber dado a luz en un hospital para poder recibir apoyo para la lactancia allí). Puede consultar las páginas web de BreastfeedColorado.com y Colorado Breastfeeding Coalition (en inglés) para más recursos sobre la lactancia materna. 

Si me separan de mi bebé y necesito un extractor de leche, ¿cómo consigo uno?

Los extractores de leche materna pueden ser una herramienta muy útil para establecer y aumentar el suministro de leche, además frecuentemente son necesarios si está separada de su bebé, sea debido a una enfermedad como el COVID-19, trabajo o estudios. Se requiere que las compañías aseguradoras ofrezcan cobertura de los extractores de leche como parte de La Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA). Consulte con su aseguradora de seguro médico para determinar cuáles extractores están disponibles y cómo puede obtener uno. Si tiene Medicaid o no tiene seguro, es posible que se pueda unir al Programa Especial de Nutrición Complementaria para Mujeres, Bebés y Niños (WIC) para recibir un extractor de leche y apoyo relacionado con la lactancia, incluyendo madres consejeras, acceso a apoyo experto de lactancia, además de alimentos nutritivos y más. Apúntese para ser contactada por WIC (en inglés) o consulte en: ColoradoWIC.com (español). 

¿Cómo mantengo mi extractor de leche limpio, especialmente si tengo que usarlo mientras estoy en el trabajo?

En Colorado se requiere por ley que todos los empleadores ofrezcan espacios privados que no sean los inodoros, y descansos pagados y sin pagar, y/o tiempo para comer para que las empleadas puedan extraer leche mientras se encuentran en el trabajo. Siempre lávese las manos antes de tocar cualquier extractor o partes del biberón. Si no tiene acceso a agua y jabón, use desinfectante de manos con por los menos 60% de alcohol. Cuando se encuentre en el trabajo, use un tapabocas mientras esté extrayendo leche. Si está usando un extractor de leche multiusos o compartido en el trabajo, limpie el extractor (incluyendo los marcadores, el interruptor y el mostrador/mesa) antes y después de casa uso con una toalla desinfectante. Siga las recomendaciones de los CDC para mantener su extractor limpio.

 

Algunos vínculos con información útil: