Preguntas frecuentes sobre los trabajadores esenciales

Actualizado el: 12/28/2020

Idiomas disponibles: Español | English

 

Critical infrastructure worker with mask

*Por favor tenga en cuenta que esta guía solo aplica para trabajadores que fueron expuestos, asintomáticos y no contagiados. Los trabajadores con COVID-19 no están permitidos para trabajar en persona y deberán asilarse.

¿Cómo se define a un trabajador de infraestructura esencial?

Un trabajador de infraestructura esencial es alguien cuyo trabajo presencial es necesario para mantener el funcionamiento de servicios importantes, considerados como esenciales para la comunidad.

Existen muchas industrias y servicios que son considerados esenciales para la comunidad, incluyendo el cuidado médico, los servicios de emergencia, el personal de primero auxilios , la tecnología de la información, comunicaciones, alimentos y agricultura, servicios públicos y energía, entre otros.

Si bien hay muchas industrias y servicios esenciales para una comunidad, no todos los empleados dentro de estas industrias son considerados como trabajadores de infraestructura esencial. Un empleado es considerado como trabajador de infraestructura esencial cuando su función y responsabilidades de su trabajo presencial son: (1) considerados necesarios para mantener el funcionamiento de servicios importantes que son considerados como esenciales para la comunidad, (2) no puede realizarse por otra persona, y (3) no puede ser realizado remotamente.

Preguntas frecuentes 

Cuando alguien está expuesto o tiene contacto cercano con una persona con COVID-19, debe hacer cuarentena después de su última exposición, ya que puede infectarse y ser contagioso antes de que desarrolle síntomas, o sin mostrar ningún síntoma. La cuarentena es necesaria en estas circunstancias para romper la cadena de transmisión del COVID-19.

Sin embargo, los deberes de algunos trabajadores son muy importantes para mantener un servicio comunitario esencial, y la función específica de la persona es tan técnica o especializada, que la comunidad podría verse seriamente afectada si un trabajador expuesto es puesto bajo cuarentena regular y no se le permite trabajar en persona. En estos casos, los beneficios de permitir que los trabajadores esenciales expuestos trabajen en persona bajo condiciones estrictas de cuarentena modificadas, pueden compensar el mayor riesgo de que puedan crear o empeorar un brote. Dichos riesgos y beneficios deben evaluarse cuidadosamente, ya que la cuarentena regular es más segura desde el punto de vista de un brote, y debería ser la opción predeterminada. Las autoridades de salud pública deben evaluar los riesgos y beneficios, y tomar decisiones con respecto a la cuarentena de los trabajadores expuestos.

No. Los trabajadores esenciales o empleados de negocios esenciales son aquellos a quienes se les permite continuar trabajando bajo el nivel de indicadores más restrictivo. Bajo el Nivel Morado, todas las personas en una comunidad siguen directrices más estrictas sobre los comportamientos e interacciones permitidos, como trabajar en persona, en un esfuerzo por disminuir la transmisión comunitaria. Estas directrices aplican incluso cuando un trabajador no ha tenido una exposición cercana a una persona infectada. Los trabajadores esenciales son diferentes de los trabajadores de infraestructura esencial como se definió anteriormente.

Los trabajadores esenciales o los empleados de negocios esenciales aún deben hacer una cuarentena regular después de una exposición o contacto cercano con una persona con COVID- 19, ya que tienen el potencial de crear o empeorar un brote. Solo a aquellos considerados como trabajadores de infraestructura esencial (como se deinifió anteriormente), se les permitirá continuar trabajando después de haber estado expuestos bajo condiciones estrictas de cuarentena modificadas.
 

No. A los trabajadores de infraestructura esencial que están expuestos o tienen contacto cercano con una persona con COVID-19, se les puede permitir presentarse para trabajar en persona bajo condiciones estrictas de cuarentena modificadas. Deben practicar una cuarentena regular cuando no estén en el trabajo, ya que tienen un mayor riesgo de infectarse y transmitir el virus del COVID-19 a otras personas.


Primero, los trabajadores de infraestructura esencial y sus gerentes deben seguir de cerca la Guía para brotes en lugares de trabajo del CDPHE para prevenir brotes en el lugar de trabajo y su propagación en general.

En segundo lugar, los trabajadores de infraestructura esencial que han estado expuestos o han estado en contacto cercano con una persona con COVID-19 pero permanecen asintomáticos y sin fiebre, también deben cumplir con las siguientes prácticas de trabajadores de infraestructura esencial antes y durante cada turno de trabajo:

  • Evaluación previa: Los empleadores deben medir la temperatura del empleado y evaluar los síntomas antes de que comience a trabajar. Idealmente, las verificaciones de síntomas y temperatura deben realizarse antes de que la persona ingrese al lugar de trabajo.
  • Monitoreo regular: Siempre que el empleado no tenga fiebre o síntomas, debe autoevaluarse bajo la supervisión del programa de salud ocupacional de su empleador.
  • Uso de tapabocas: El empleado debe usar un tapabocas en todo momento mientras esté en el lugar de trabajo. Los empleadores pueden proporcionar tapabocas o pueden aprobar tapabocas de tela suministrados para los empleados en caso de escasez.
  • Distancia física: El empleado debe mantener al menos 6 pies de distancia de los demás y practicar la distancia física tanto como sea posible en el lugar de trabajo.
  • Desinfectar y limpiar los espacios de trabajo: Limpiar y desinfectar todas las áreas como oficinas, baños, áreas comunes y equipos electrónicos compartidos de manera rutinaria.

Si el trabajador de infraestructura esencial se enferma con fiebre y/o síntomas de COVID-19, debe ser enviado a casa inmediatamente para aislarse y recomendarle que se haga la prueba. Las superficies de su espacio de trabajo deben limpiarse y desinfectarse. Se debe recopilar información sobre las personas que tuvieron contacto cercano con el trabajador de infraestructura esencial enfermo durante el tiempo que el trabajador tuvo síntomas, y dos días antes de los síntomas. Aquellos que se encuentren a 6 pies del trabajador de infraestructura esencial infectado por más de un total de 15 minutos, se considerarán expuestos y deberán ponerse en cuarentena.

Además, los trabajadores de infraestructura esencial expuestos que continúen trabajando mientras no tienen síntomas bajo cuarentena modificada, deberán hacerse la prueba de COVID-19 al menos cinco días después de la exposición (los empleadores pueden considerar pruebas más frecuentes en consulta con las agencias de salud pública). Si el trabajador de infraestructura esencial expuesto da positivo al COVID-19, debe dejar de trabajar en persona y debe aislarse inmediatamente.

Finalmente, los empleadores deben asegurarse de que las políticas de licencia por enfermedad en el lugar de trabajo sean consistentes con las regulaciones estatales y locales cuando trabajen con el empleado para determinar si el trabajador puede continuar trabajando desde casa. Bajo la Ley de Familias y Lugares de Trabajo Saludables (HFWA, por sus siglas en inglés), los empleadores deben ofrecer una licencia pagada a un empleado bajo ciertas condiciones, incluyendo tener síntomas de COVID-19 y buscar un diagnóstico médico.

No. Después del turno de trabajo, el trabajador de infraestructura esencial debe seguir los procedimientos regulares de cuarentena. No están "exentos" de la cuarentena regular fuera del trabajo esencial debido a su mayor riesgo de infectarse, y potencialmente transmitir el virus COVID-19 a otros.

No. Sería imposible tener una lista completa y precisa ya que cada situación es específica e individual.

Por un lado, hay ejemplos claros de trabajadores de infraestructura esencial como bomberos forestales, ingenieros de centrales eléctricas, operadores del 911, oficiales de policía, etc., donde los beneficios de permitirles continuar trabajando en persona después de la exposición generalmente superan los riesgos de potencialmente crear o empeorar un brote (aunque las circunstancias exactas pueden variar). Aún así, dependiendo de la situación local y el número de personas que han estado expuestas y necesitarían ser puestas en cuarentena en un momento dado, puede ser necesario que incluso los trabajadores de infraestructura esencial se sometan a una cuarentena regular sin modificaciones. En otras palabras, tener una ocupación o clasificación de trabajo que claramente se encuentre dentro de la "infraestructura esencial" no siempre significa que la cuarentena del individuo deba modificarse para poder trabajar.

Por otro lado, algunas otras situaciones no son tan claras. En estas situaciones, el empleador debe trabajar con su agencia local de salud pública para determinar cuál sería una determinación razonable, teniendo en cuenta que permitir que cualquier trabajador expuesto trabaje en persona es riesgoso. En general, la opción predeterminada en estas situaciones menos claras debería ser la cuarentena regular de los trabajadores expuestos; debe darse una razón válida para decidir lo contrario. En otras palabras, ¿los beneficios de permitir que un trabajador expuesto en particular continúe trabajando en persona superan los riesgos de que pueda crear o empeorar un brote?

La agencia local de salud pública puede tomar la determinación final si es necesario.

Tres empleados trabajan en una central eléctrica local, un servicio esencial que apoya la infraestructura comunitaria. Uno de los empleados da positivo, es inmediatamente aislado en su casa y, al rastrear el contacto, nombra a otros dos empleados como contactos cercanos.
Ambos contactos cercanos son asintomáticos y deben ponerse en cuarentena en casa para evitar que otros se enfermen.

Sin embargo, uno de los contactos cercanos tiene una función fundamental en la producción de energía que no puede ser realizada por otra persona y no puede realizarse de forma remota. En colaboración con la agencia local de salud pública, el supervisor de la planta de energía local permite que un trabajador continúe trabajando a pesar del mayor riesgo de exponer a otros debido a la función esencial de operaciones que la persona realiza. El trabajador continúa con la cuarentena regular en casa, con la excepción de la cuarentena modificada en el trabajo. La planta de energía implementa precauciones específicas que incluyen controles previos y monitoreo, distanciamiento físico durante el trabajo y los descansos, uso de tapabocas, lavado frecuente de manos y mayor limpieza y desinfección. Tanto la planta de energía como el trabajador de infraestructura esencial expuesto entienden que si se presenta algún signo o síntoma, el trabajador deberá aislarse de inmediato y ser alentado a hacerse la prueba. También será necesario seguir el rastreo de los contactos de los empleados.
 

Sí. Durante un brote o periodos de alta transmisión en la comunidad, las industrias/lugares de trabajo/negocios de infraestructura esencial deben tratar de reducir la capacidad máxima en persona tanto como sea posible mientras intentan mantener las operaciones más esenciales. Si bien esto puede resultar en un flujo de trabajo/producción más lento o alterado, si no se reduce la capacidad máxima en persona, existe un riesgo mucho mayor de que empeore el brote y la posible necesidad de cierre. Trabaje con sus agencias locales de salud pública para encontrar formas creativas de mantener las operaciones más esenciales con una fuerza laboral en persona reducida.

Los trabajadores y los empleadores deben hacer todo lo posible para evitar que los trabajadores interactúen a corta distancia (dentro de los 6 pies) con personas que no sean miembros de su vivienda, y durante más de 15 minutos en total durante un día. De esa manera, es posible que no necesiten ponerse en cuarentena cuando se descubra que alguien está infectado con el virus del COVID-19.

En otras palabras, se debe fomentar encarecidamente el distanciamiento físico entre personas que no pertenecen a la misma vivienda, el uso universal del tapabocas y el lavado frecuente de manos, ya sea en el trabajo o fuera del trabajo. Alentar a los trabajadores a mantener prácticas preventivas fuera del trabajo también puede ayudar a mantener a su fuerza laboral saludable, y ayudar a evitar que el COVID-19 ingrese a su lugar de trabajo. Encuentre información adicional detallada sobre la Guía para brotes del COVID-19 en lugares de trabajo en el sitio web del CDPHE.