Pautas para lideres

Actualizado el: 11/6/2020

Idiomas disponibles: Español | English | Tiếng Việt  | 中文  | Soomaali 

 

 

 

 

 

/sites/covid19/files/styles/flexslider_full/public/images/guidance-for-leaders.jpg

Independiente de cuál sea la empresa, sea un negocio pequeño, una corporación, una agencia gubernamental o una organización comunitaria, las personas recurren a sus líderes en momentos de una crisis en relación con todos los aspectos de sus vidas. Las personas necesitan claridad, dirección y, sobre todo, necesitan honestidad. Estamos pasando por una crisis sin precedentes a medida que se extiende y cambia diariamente la magnitud de esta pandemia y la respuesta a la misma. A continuación, se encuentran algunas pautas para los líderes en este periodo de incertidumbre:

Dé el ejemplo. 

Se debe cuidar a sí mismo y a sus seres queridos. Dígale a los miembros de su personal lo que está haciendo para cuidarse.

  • Duerma lo suficiente.
  • Coma de manera saludable: evite el azúcar, los alimentos procesados y las grasas animales. Las frutas y los vegetales son cruciales.l
  • Limite su consumo de alcohol y cafeína a una tasa o dos tasas máximo por día.
  • Vea las recomendaciones a continuación.
Sea claro sobre sus planes para su sitio o negocio. 

Sea honesto sobre lo que no sabe. Dígale a los miembros de su personal que los planes actuales pueden variar y están sujetos a cambios. 

  • Realice una sesión informativa: incluso si nada ha cambiado. Dependiendo de su cultura de trabajo, esto se puede realizar vía llamada de conferencia, videoconferencia, correo electrónico o mensaje de texto. 
  • Explique los motivos de los planes y las medidas que ha tomado. 
  • Incluya a todas las personas (incluso las personas que fueron despedidas, con licencia o con contratación congelada). Mantener las conexiones es importante para todas las personas. Los empleados que fueron despedidos, con licencia o con contratación congelada están especialmente vulnerables a la falta de conexión y al temor. 
Delegue los trabajos.
  • Es probable que tenga más responsabilidades de las que puede manejar. 
  • Confíe en su personal más que nunca, las personas estarán a la altura de las circunstancias.
Cuídese a sí mismo y a sus seres queridos.

Cómo lidiar con la incertidumbre

Las interrupciones y la incertidumbre durante este evento van más allá de la enfermedad en sí. Por una parte, es posible que estemos preocupados de enfermarnos, especialmente si nosotros o un ser querido es más vulnerable al virus (los adultos sobre los 60 años de edad y las personas con sistemas inmunológicos comprometidos). Al mismo tiempo, la pandemia actual también ha generado el cierre de escuelas, la interrupción de trabajos, la suspensión de deportes, necesidades de aislarse, además de la transferencia de las expectativas laborales desde el lugar de trabajo a la casa. Todos los cambios anteriores generan aún más incertidumbre en nuestras vidas. Esta crisis también revela las causas de ansiedad que existen regularmente en nuestras comunidades: la falta de acceso a la atención médica; la necesidad financiera de seguir trabajando; o las experiencias pasadas de trauma que le han generado sentimientos de inseguridad o de estar fuera de control.  

Es normal que las personas de toda edad se sientan preocupadas, frustradas o incluso enojadas, frente a circunstancias que cambian o que se sienten incontrolables. Le motivamos a conversar sobre estas preguntas con amigos, miembros familiares o colegas de confianza: 

  • ¿Cómo me siento sobre la situación actual?
  • ¿Cuáles son los temores, ansiedades o preocupaciones que podrían estar causando mis emociones? 
  • ¿Qué impacto tendrá esta situación en mi vida o en la vida de mi familia?
  • ¿Qué me ha ayudado a lidiar con las situaciones estresantes en el pasado y cómo puedo usar esas cosas ahora?
Elabore un plan de adaptación.
  • Planifique para el futuro con la situación actual en mente, incluso un día o una semana a la vez. 
  • Piense sobre lo que desea logar cuando todo esto acabe, por ejemplo, tomarse unas vacaciones, volver a estudiar, etc.
  • Identifique sus fuerzas y cómo utilizarlas para el beneficio de otras personas en su comunidad.
  • Identifique lo que puede hacer ahora para ayudar a sus amigos, familia y comunidad.
  • Haga planes con otras personas para enterarse sobre cómo están, para tener una conversación y para realizar actividades en conjunto (incluso virtualmente).

Lo que se debe y lo que no se debe hacer: los puntos básicos

Limite su exposición a las noticias. A pesar del avance rápido de la situación actual, no es mucho lo que cambia dentro de un solo día. Debe saber dónde acceder a información correcta y fiable, como su agencia local de salud pública y el Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente (aquí se encuentra el enlace web). Converse sobre lo que ha aprendido con su familia y amigos; esto nos ayuda a procesar los eventos y mantener la perspectiva. Comparta información correcta con las demás personas en sus redes con las cuales podría ser difícil comunicarse o que tengan dificultad para entender la información.

Tenga cuidado con culpar a los demás. Es propio de la naturaleza humana buscar a una persona que culpar durante un periodo de crisis. Desafortunadamente, esto no tiende a ser de ayuda y, a menudo, genera mayor irritabilidad y frustración. Ningún grupo, raza ni etnia es responsable de la pandemia. Tratar a los demás con bondad y respeto es necesario para la cohesión, salud y seguridad comunitaria continua. Estamos todos juntos en esto.

Reconozca lo que sí puede controla. Dedique su tiempo y energía en influir en lo que SÍ puede controlar para mejorar su salud mental y física.

 

Lo que NO se debe hacer

 No debe hacer compras de pánico. Comprar cosas que quizás utilizaremos parece ser una buena idea, sin embargo, comprar en grandes cantidades limita el acceso a suministros para otras personas. Otras personas también se tienen que lavar las manos y 100 rollos de papel higiénico no le ayudará a no enfermarse.

 No debe utilizar los medios sociales generales para obtener actualizaciones sobre la situación actual. Los medios sociales generales contienen mucha información incorrecta y rumores que a menudo pueden causar temor. Encuentre los canales de medios sociales de su organización de salud pública local y estatal.

Lo que SÍ se debe hacer

 Sí debe lavarse las manos bien con agua y jabón por al menos 20 segundos. Si no tiene agua y jabón disponible, utilice desinfectante para manos con al menos un 60% de alcohol.

 Sí debe limpiar las superficies en su casa y artículos personales, como teléfonos celulares, con productos domésticos de limpieza regulares.

 Sí debe seguir tratando a las personas con dignidad, respeto y equidad.

 Sí debe recolectar suministros que podría desear tener en su casa en el caso de que le pidan quedarse en casa.

 Do make plans about how to manage if someone becomes ill.

 Sí debe hacer planes sobre cómo abordar los temas importantes si alguien llega a estar enfermo. • Sí debe utilizar sus habilidades y recursos para apoyar a otras personas en su círculo o comunidad, por ejemplo:

  • Help Colorado Now.
  • Lleve alimentos y otros artículos necesarios a las personas que se deben quedar en casa.

Lo que NO se debe hacer

 No debe estar inactivo. 

 No debe comer demasiado ni muy poco.

 No debe consumir alcohol ni marihuana de manera excesiva.

 No debe consumir drogas ilícitas.

Lo que SÍ se debe hacer

 Sí debe pasar tiempo al aire libre y salir al sol. Salga a caminar, siéntase afuera.

  Sí debe practicar el distanciamiento social: evite reuniones sociales grandes, mantenga al menos 6 pies de distancia entre usted y otras personas para limitar la propagación del virus.

  Sí debe hacer ejercicio cuando sea posible. Encuentre maneras de liberar la energía acumulada. Incluso los periodos cortos de ejercicio son beneficiosos para tanto su salud física como mental.

  Sí debe tener un horario regular de dormir. Su meta debe ser 8 horas por noche.

  Sí debe practicar yoga o Pilates, hacer elongaciones, etc.

Lo que NO se debe hacer

 No debe enfocarse por demasiado tiempo en todos los posibles resultados negativos.

 No debe pasar demasiado tiempo con personas que culpan a los demás, que dicen siempre que la situación es una catástrofe ni que le hagan sentirse estresados.

Lo que SÍ se debe hacer

 Sí debe respirar profundamente. El oxígeno adicional en el cerebro nos ayuda a pensar más claramente y tomar decisiones racionales. 

 Sí debe practicar estar presente (relajamiento muscular, respiración, concientización, regulación emocional) para auto regularse si llega a estar abrumado o ansioso.

  Sí debe contactar a un amigo, miembro familiar, clérigo o terapeuta para obtener apoyo o tener una conversación sobre el tema./p>

Lo que NO se debe hacer

 No debe ver las noticias todo el día ni debe revisar su teléfono a menudo para ver las actualizaciones.

  No debe tomar decisiones solamente en base a las decisiones de los demás. 

Lo que SÍ se debe hacer

  Sí debe tomar decisiones que sean correctas para usted y sus seres queridos. 

  Sí debe conocer los posibles riesgos de salud para usted y para las personas cercanas a usted.

 Sí debe continuar sus rutinas diarias (mantenga un horario de comidas, ejercicio y de dormir).

 Sí debe quedarse en casa si no se siente bien.

 Sí debe saber a quién contactar si tiene preguntas.

 Sí debe mantenerse conectado.

Lo que NO se debe hacer

  No debe aislarse.

 No debe cortar todas sus conexiones con amigos ni seres queridos. 

 No debe pasar demasiado tiempo solo en pantalla de computadora, teléfono ni televisión.

Lo que SÍ se debe hacer

 Sí debe hacer planes para conectar con otras personas: mensajes de texto, llamadas por teléfono, correos electrónicos, medios sociales, videoconferencias. 

  Sí debe realizar actividades paralelas (ver una película, preparar la misma comida, hacer ejercicio con el mismo video) con otra gente a la que no puedas ver en persona. 

  Sí debe apoyar a otras personas que están con dificultades.