Guía para supermercados

Actualizado el: 05/28/2021

Idiomas disponibles:  Español | EnglishTiếng Việt | 中文 | Soomaali  العربية | नेपाली 

 

 

 

 

 

/sites/covid19/files/styles/flexslider_full/public/images/gettyimages-1214451229.jpg?h=5ba09cbc

Los supermercados pueden ayudar a proteger tanto a los empleados como a los clientes del COVID-19. Las prácticas de limpieza ambientales y personales, además del distanciamiento físico son de vital importancia. Las prácticas recomendadas para los supermercados se enumeran a continuación.

SI EXISTE UN CASO CONFIRMADO DE COVID-19 ENTRE LOS CLIENTES O EMPLEADOS:

  • El lugar de trabajo debe notificar a la agencia local de salud pública y cooperar con la misma en relación con los pasos a seguir.

  • Los contactos de la agencia local de salud pública se pueden encontrar aquí.

  • La guía sobre brotes para instalaciones no sanitarias se puede encontrar aquí.

Directrices para los empleadores

  • Alentar a los empleados a que se vacunen contra el COVID-19. Considere realizar un evento de vacunación a través del programa de vacunación en el lugar de trabajo del CDPHE.
  • Alentar una distancia adecuada (6 pies) entre los clientes y el personal.
    • En áreas altamente transitadas, considerar utilizar medidas de distanciamiento para mantener a los clientes y empleados a una distancia apropiada, como marcadores con cinta adhesiva en el piso.
    • Considerar barreras físicas como letreros, cuerdas y protectores de alimentos. 
    • Considerar la asignación de personal para ayudar con el monitoreo y aplicación de prácticas de distanciamiento social.
  • Colocar letreros en lugares altamente visibles que les informen a los clientes y personal los pasos a seguir para minimizar el riesgo. Esto incluye el distanciamiento físico, buena higiene, prácticas sanitarias y el uso del tapabocas si no han sido vacunados. 
  • Colocar desinfectantes para manos a base de alcohol (con al menos un 60% de alcohol) para empleados y clientes en lugares convenientes y accesibles, por ejemplo, cerca de las entradas y pantallas de cajeros de autoservicio.
  • Facilitar el acceso a toallitas desinfectantes a los clientes o asignar la tarea a un empleado para desinfectar artículos de contacto frecuente después de cada uso por parte de los clientes.
  • Designar a un trabajador que se encargue del saneamiento para limpiar y desinfectar continuamente las superficies de contacto frecuente, incluyendo carritos de compra, manijas de canastas, perillas de puertas, mostradores y teclados de cajas registradoras. (Información adicional).
  • Designar a un empleado por turno para monitorear el cumplimiento de las medidas de seguridad por parte del personal y los clientes.
     
  • Realizar revisiones de temperatura y monitorear síntomas diariamente en los empleados y registrar todos los resultados. Remitir a los empleados asintomáticos a la Herramienta de Apoyo para Sobrellevar los Síntomas del COVID-19 del CDPHE. Mantener la confidencialidad de los empleados en todo momento.
  • Requerir que los empleados se queden en casa si muestran cualquier síntoma de enfermedad.
    • Los empleados que estén enfermos deben notificar a su supervisor y deben quedarse en casa. Quienes presenten fiebre, tos seca o dificultad para respirar, deben seguir las instrucciones de aislamiento y buscar atención médica, de ser necesario.
    • Los empleados que hayan estado en contacto cercano con alguien que haya dado positivo en la prueba de detección del COVID-19, no deben presentarse a trabajar (a menos que hayan sido completamente vacunados). Deben quedarse en casa, permanecer en cuarentena y monitorear sus síntomas.
    • Los empleados que estuvieron enfermos podrían volver al trabajo si cumplen con los siguientes requisitos:
      • Han pasado al menos 24 horas sin fiebre y sin el uso de medicamentos para reducirla; y
      • Se han mejorado los síntomas respiratorios (por ejemplo, tos, dificultad para respirar); y,
      • Han pasado al menos 10 días desde el inicio de los primeros síntomas.
  • Proporcionar tapabocas y guantes a los empleados.
  • Considerar requerir el uso de tapabocas para los clientes y empleados. 
  • Escalonar o alternar los turnos para reducir el número de empleados trabajando en la tienda al mismo tiempo.
  • Limitar la exposición de los empleados en mayor riesgo. Considerar asignar dichos empleados a turnos que limiten su exposición al público.
  • Proporcionar horas de visita en la tienda dedicadas para las poblaciones de alto riesgo.
  • Alentar las opciones de pedido anticipado, servicios de entrega a vehículos en la banqueta, compra en línea y envío a la casa.
  • Prohibir el autoservicio de alimentos, incluyendo las barras de comida caliente, las barras de comida frías y los bufetes.
  • Prohibir el muestreo de productos.

Directrices para los clientes
  • Se recomienda encarecidamente a las personas no vacunadas que usen tapabocas en ambientes cerrados cuando estén cerca de personas de otras viviendas. Para más información, visite el sitio web del CDPHE sobre el uso de tapabocas.
  • Mantener 6 pies de distancia entre usted y otros clientes o personal dentro y fuera de la tienda.
  • Si tiene un riesgo mayor, evite salir de compras fuera de las horas dedicadas a las personas de mayor riesgo.
  • Lavar las manos, limpiar las superficies y los objetos que se tocan.