Lugares de servicios religiosos y ceremonias importantes

Actualizado el: 04/08/2021

Idiomas disponibles:  Español EnglishTiếng Việt | 中文 | Soomaali | العربية | नेपाली

La opción más segura para proteger a la mayor cantidad de personas posible y prevenir la propagación del virus es ofrecer servicios en línea durante esta fase de la pandemia.

Les recomendamos firmemente a aquellas personas que tienen mayor riesgo de padecer enfermedad grave producto del COVID-19 (como los adultos mayores de 65 años, personas con una enfermedad pulmonar crónica, cardiopatías graves, sistema inmunológico débil, obesidad grave, diabetes, enfermedad hepática, enfermedad renal crónica en tratamiento de diálisis, entre otros) que continúen aprovechando las opciones de servicios en línea.

Dado que existen necesidades espirituales que no siempre se pueden satisfacer mediante una programación en línea, algunos líderes espirituales pueden tomar la decisión de tomar los riesgos y reabrir algunas partes de los servicios. Estas directrices y recomendaciones ayudarán a proteger la salud de las personas que decidan asistir a reuniones religiosas y espirituales en persona durante este periodo. Estas directrices y recomendaciones aplican a lugares de servicios religiosos y entornos donde se realicen ceremonias importantes, como funerarias o centros para bodas. Las recepciones sociales relacionadas con ese tipo de evento; igualmente deben cumplir con las limitaciones de reuniones grandes. Las ceremonias importantes incluyen casamientos, graduaciones, servicios funerarios, bautismos, ceremonias de brit milá (rito judío) y otras ceremonias religiosas.

SI EXISTE UN CASO CONFIRMADO DEL COVID-19 ENTRE LOS CLIENTES O EMPLEADOS:

  • El restaurante debe notificar a la agencia local de salud pública y cooperar con la misma respecto a los pasos a seguir.

  • Encuentre los contactos de las agencias locales de salud pública en este enlace.

  • Obtenga más información acerca de la Guía para los sectores no sanitarios.

En esta página:  Directrices requeridas | Distanciamiento físico | Tapabocas | Presentación de oradores, cantantes y coros | Prácticas de limpieza | Inscripción previa | Empleados y voluntarios | Dirigir el flujo de la gente (puertas de entrada y salida) | Crear una experiencia “sin contacto” | Programación para niños y jóvenes | Servicios al aire libre | Seguridad | Lavatorio musulmánEstudios religiosos, grupos pequeños y reuniones | Bancos de alimentos y otros servicios | Otras ceremonias sagradas | Comentarios adicionales | Preguntas frecuentes

 

Directrices requeridas

Los servicios religiosos y ceremonias asociadas, como por ejemplo casamientos y funerales son clasificados como esenciales. Esto significa que deben hacer lo posible para seguir con estas recomendaciones de salud pública, pero, pueden hacer excepciones si no pueden llevar a cabo sus actividades esenciales al seguir con las restricciones. A pesar de que no es un requerimiento, los lugares de servicios religiosos pueden seguir las directrices de eventos en ambientes cerrados y al aire libre para ver qué es lo que están recomendando los funcionarios de salud pública en relación con los niveles recomendados de reuniones de grupo, siempre y cuando se lleven a cabo con precaución.

Es altamente recomendado que los lugares de servicios religiosos en condados con un nivel alto de propagación del COVID-19 cambien a los servicios en persona con programación en línea y que prioricen las actividades al aire libre en vez de en un ambiente cerrado. Los servicios religiosos al aire libre siempre son permitidos de acuerdo a la orden de salud pública estatal. Dentro de los lugares de servicios religiosos se debe mantener una distancia de 6 pies entre grupos de diferentes viviendas y se debe colaborar con las autoridades locales para obtener una aprobación para el número máximo de personas que pueden estar presentes en un evento al aire libre.

Al igual que con los establecimientos esenciales, estos lugares deben cumplir con las directrices requeridas (descritas a continuación), a no ser que cumplir con esas directrices haría imposible llevar a cabo las actividades esenciales. Las directrices requeridas incluyen distanciamiento físico/social entre grupos de diferentes viviendas, el uso de tapabocas en ciertas situaciones y el distanciamiento para los disertantes, cantantes, el coro, etc.

Las recepciones asociadas con las ceremonias son considerados eventos, servicios no esenciales y deben cumplir con las mismas restricciones de capacidad y directrices que los eventos al aire libre o en ambientes cerrados.
 

Distanciamiento físico

  • Los grupos deberán mantener una distancia de 6 pies entre ellos. Un “grupo” está compuesto por miembros de una misma vivienda.
  • Los asientos en lugares de servicios religiosos deberán estar organizados de manera tal que se mantenga al menos 6 pies de distancia en todas las direcciones entre los individuos o los grupos.
  • Se recomienda a las comunidades religiosas a celebrar servicios adicionales para cumplir con el requerimiento de mantener el distanciamiento físico; asimismo, deben considerar la posibilidad de acortar los servicios para minimizar el tiempo de exposición.
  • Los lugares de servicios religiosos deben contar con un plan para cumplir con los requerimientos de distanciamiento en los baños (ya sea permitir que una sola persona lo use a la vez o bloquear varios baños individuales entre medio de los que se permiten usar).
  • Se pueden usar varios salones amplios en las mismas instalaciones siempre que cada espacio pueda cumplir con TODAS las directrices y cada salón tenga 4 paredes y una puerta. Los horarios de los servicios deberán ser escalonados para lograr esto. Los líderes religiosos deben hacer cumplir los requisitos de distanciamiento, disponibilidad de baños, puertas de entrada y salida separadas y las prácticas de limpieza correspondientes.

Tapabocas

  • La Orden Ejecutiva con el requerimiento mandatorio para utilizar tapabocas en Colorado entró en efecto en julio 16 de 2020 y el gobernador Polis ha extendido la orden varias veces desde entonces. La Oficina del Gobernador publicó la enmienda más reciente a la Orden Ejecutiva el 3 de abril. Una extensión a la Orden Ejecutiva está en efecto por un máximo de 30 días. El gobernador y su equipo revisan cada Orden Ejecutiva según se aproxima la fecha de caducidad

  • La Orden Ejecutiva requiere que las personas en Colorado de 11 años en adelante usen un tapabocas sobre sus narices y bocas:

    • En condados con tasas de incidencias de enfermedades de una semana mayor a 35 por cada 100,000, los tapabocas deben ser usados en ambientes públicos cerrados, donde 10 o más personas no vacunadas, o personas cuyo estado de vacunación se desconoce, estén presentes.
    • Los negocios deben ser cuidadosos al asumir que las personas entrando a su establecimiento no han sido vacunadas.
  • Las personas que no tienen que utilizar tapabocas son:
    • Las personas de 10 años de edad o menor.
    • Las personas que no pueden utilizar tapabocas por razones médicas.
    • Las personas que están participando en un servicio religioso o acto funerario y el uso del tapabocas dificultaría el proceso. Las personas que se quitan el tapabocas para completar un acto funerario o servicio religioso deberán reemplazarlo lo antes posible.
    • Los niños de 2 años de edad o menores NO deberán utilizar un tapabocas.
  • Los lugares de servicios religiosos deben tener tapabocas adicionales para ofrecérselos a los visitantes que no traigan uno. Cualquier artículo que se proporcione para uso personal, debe ser desechable o ser desinfectado completamente antes y después de cada uso.
  • Lea más acerca de las preguntas y respuestas sobre la orden estatal sobre el uso mandatorio del tapabocas.
  • Se debe cumplir con la Guía sobre el uso de tapabocas del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de Colorado.

 

Presentación de oradores, cantantes y coros

  • La información a continuación no reemplaza la necesidad de que disertantes, cantantes y coros utilicen tapabocas y deberá ser respetado además del uso adecuado de tapabocas.
  • Los actos con locución o canto, o actividades que puedan causar una respiración fuerte deberán estar a una distancia de 12 pies del público si el presentador está utilizando un tapabocas (25 pies si no utiliza tapabocas).* Los artistas intérpretes o ejecutantes que no resultan en una respiración fuerte como en los ejemplos anteriores, como el piano, el arpa, el órgano deberán estar a una distancia mínima de 6 pies del público, pero 12 pies es lo preferido.
  • Los participantes (ej., locutores, presentadores, cantantes, coros, etc.) de actos deberán tener sus síntomas examinados y los participantes que han estado en contacto cercano con una persona sintomática o que han sido expuestos (dentro de 6 pies o por lo menos 10 minutos) no deberán participar y tendrán que comenzar una cuarentena voluntaria.
  • Acomodar a los asientos y el espacio para incrementar la distancia física entre disertantes, cantantes y actores.
  • Donde sea necesario, instalar barreras para minimizar el flujo de partículas aéreas a causa de disertantes, cantantes y actores. En su defecto, busque otro posicionamiento para estas personas.
  • Maximizar el espacio físico entre los individuos que están en el escenario.
  • Los disertantes, cantantes y actores deberán utilizar otras entradas/salidas que la del público, cuando sea posible.
  • Los disertantes, cantantes y actores no son incluidos en los límites de capacidad, siempre y cuando no estén en el mismo espacio que el público. Si comparten el mismo espacio, se deberán incluir en el límite de capacidad.
  • Desinfecte las áreas y los equipos de contacto frecuente como, por ejemplo: micrófonos, instrumentos, accesorios, etc. entre usos.

*Los estudios y los CDC sugieren que las actividades como el canto pueden incrementar el flujo de partículas aéreas en grandes cantidades y a mayor distancia, incrementando el riesgo de transmisión del COVID-19. En especial, con una exposición más prolongada.

 

Prácticas de limpieza

 
Directrices fuertemente recomendadas

Inscripción previa

  • Usar un sistema de preinscripción, plataforma de redes sociales o mensajes privados para organizar la cantidad de feligreses según los servicios que se ofrecen (conforme a las directrices de distanciamiento físico).

  • Desarrollar un protocolo para la detección de síntomas: comunicación de síntomas por parte de los participantes, encuestas de salud o revisiones en el lugar. No se permite asistir a ninguna persona que presente síntomas.

  • Considerar reservar un 10% de la capacidad en cada servicio para las personas que acudan sin aviso porque no tienen acceso a la tecnología para registrarse o no saben cómo hacerlo.

  • Decidir quién se encargará de los participantes adicionales en la puerta

 

Empleados y voluntarios

  • Al llegar, todos los empleados y voluntarios deben tomarse la temperatura y controlar los síntomas. Quien tenga una temperatura superior a 100.4 F o presente síntomas de COVID-19 debe volver a su casa, ejemplo de un formulario de detección.

  • En condados con tasas de incidencias de enfermedades de una semana mayor a 35 por cada 100,000 (Niveles Azul hasta Morado), los tapabocas y los guantes deben ser usados donde 10 o más personas no vacunadas, o personas cuyo estado de vacunación se desconoce, estén presentes.

  • Se deben realizar capacitaciones sobre la higiene y la limpieza. Si alguien presenta síntomas, se deben seguir las directrices en caso de un brote en el lugar de trabajo.

 

Dirigir el flujo de la gente (puertas de entrada y salida)

  • Los empleados o voluntarios (asistentes) deben proporcionar las instrucciones del distanciamiento físico en cuanto a los lugares correspondientes de flujo de personas y las áreas disponibles para sentarse o pararse cuando el servicio comienza y termina.
  • Exhibir letreros fáciles de entender en idiomas que los feligreses puedan entender.
  • indicaciones: una persona o un grupo de la misma vivienda a la vez, siguiendo las directrices de distanciamiento físico.
  • Marcar en el piso (pasillos), el vestíbulo y el área fuera de la entrada y salida del lugar de servicios religiosos con indicadores de distancia física para comunicarles a las personas dónde pararse y esperar.
  • Evitar cualquier congregación o agrupación de personas antes, durante o después del servicio.
  • Usar puertas separadas para la entrada y la salida. Si solo existe la disponibilidad de una puerta, asegurarse de que los horarios entre los servicios se extiendan lo suficiente como para que se pueda completar la salida de un servicio antes de permitir la entrada al siguiente.
  • Facilitar el distanciamiento de 6 pies entre las personas mientras esperan para ingresar al edificio. Esto puede incluir marcar el piso u otras tácticas como recomendarles a las personas que permanezcan en sus carros.
  • Durante todo el servicio, las personas deben mantener al menos 6 pies de distancia de todas las personas que no formen parte de su grupo/no vivan en su misma vivienda.
  • Después de cada servicio, los feligreses deben regresar directamente a sus vehículos, manteniendo al menos 6 pies de distancia de los demás.

Crear una experiencia “sin contacto”

Siempre que sea posible, se invita a los lugares de servicios religiosos a elaborar un plan que les permita a los feligreses evitar todo contacto con las superficies.

  • Puertas: Las puertas de ingreso al edificio y las del interior deben permanecer abiertas; o los empleados o voluntarios pueden abrirlas y cerrarlas durante el servicio.
  • Desinfectante para manos: Ubicar dispensadores sin contacto de desinfectante para manos en la puerta principal y en todo el edificio.
  • Recibimiento: Quienes reciban a los participantes deben saludar manteniendo una distancia de al menos 6 pies en todo momento, no se debe dar la mano ni tener cualquier contacto personal.
  • Sala de espera designado: Siempre que sea posible, se pueden designar algunos espacios para aquellos que desean estar parados durante el servicio con distancia física adecuada (para no tocar las sillas).
  • Comunión: La interacción directa entre los líderes religiosos y los feligreses debe ser sin contacto físico. La opción más segura de realizar esto es usando paquetes individuales para comulgar. Cuando no se cuentan con elementos de comunión envueltos individualmente, se deben mantener dentro de un contenedor tapado y evitar la contaminación del contenedor de hostia o pan durante las bendiciones y oraciones. La distribución debe hacerse sin tocar. Las copas comunes presentan un alto nivel de riesgo y se deben evitar.
  • Ofrendas: Las cajas o canastas para la ofrenda deben estar fijadas en la pared, en la entrada o la salida del lugar de servicio de manera que los participantes no tengan que tocarlas al momento de dar la ofrenda. No se deben pasar los platillos ni las cestas entre los participantes.
  • Libros de cantos o himnos: Se deben retirar estos artículos y se debe generar la disponibilidad de fotocopias desechables, si se permite en esa tradición religiosa. Considerar la proyección de materiales en una pared/pantalla para que los feligreses los puedan leer juntos. Lo ideal es que los participantes traigan sus propios libros religiosos o que se use la tecnología para proyectar las letras, escrituras, liturgias, etc., de modo que no se necesiten copias físicas; o que proporcionen enlaces que puedan usarse para acceder a los materiales en un teléfono celular.
  • Contacto con los objetos religiosos: En esta fase de reapertura, no se deben compartir los objetos de significado religioso o espiritual. En lo posible, considerar el uso de guantes u otro tipo de protección al manipular los objetos.
  • Comidas y bebidas: No se permite ofrecer alimentos o bebidas en el lugar de servicios religiosos. No se permite llegar al lugar con comidas o bebidas propias para compartir con las demás personas.

Programación para niños y jóvenes

  • Los niños y jóvenes pueden asistir a los servicios religiosos con sus padres o cuidadores, siempre que puedan hacer cumplir el distanciamiento de al menos 6 pies entre los niños de diferentes hogares.
  • Se deben prestar servicios especiales para familias y se debe comunicar la prestación de estos servicios como corresponda con el fin de mitigar el riesgo de la transmisión intergeneracional.
  • Los lugares de servicios religiosos que desean ofrecer una programación para niños deberán demostrar su capacidad para cumplir con todas las directrices para centros de cuidado de niños publicado por el CDPHE.
  • La programación para jóvenes, separada de los servicios religiosos, se puede llevar a cabo, pero con una firme recomendación de realizar reuniones al aire libre, proporcionar un distanciamiento mínimo de 6 pies en todas las direcciones y el uso de tapabocas por parte de TODOS los participantes.

Otras áreas de recomendaciones o consideraciones 

Servicios al aire libre

  • Estos servicios están permitidos si se pueden cumplir con todas las directrices correspondientes detalladas en este documento. Se debe prestar especial atención al dirigir a las personas desde los lugares de estacionamiento hasta la entrada de las instalaciones, manteniendo el distanciamiento físico y también al indicarles dónde sentarse o pararse.
  • Los invitados deben traer su propia silla de jardín o manta para evitar el uso compartido de sillas y otros artículos como paraguas, etc.
  • Continúa siendo necesario el uso del tapabocas y el distanciamiento físico de 6 pies como mínimo entre los grupos.
  • Se permiten las bodas que respeten las directrices de servicios al aire libre.
     

Seguridad

  • Lamentablemente, los grupos impulsados por el odio han utilizado el miedo a la pandemia para promover la discriminación, en particular contra las comunidades asiáticas, judías y musulmanas. Cualquier plan de reapertura debe hacerse con conocimiento de este tipo de eventos.

Lavatorio musulmán

  • En la medida de lo posible, se recomienda que la ablución se realice en privado en la vivienda de los participantes antes de llegar a la mezquita. Si esto no es posible, será el personal o los voluntarios quienes deban limpiar las manillas de los grifos y otros elementos entre cada uso.

Estudios religiosos, grupos pequeños y reuniones

  • Se recomienda firmemente que los grupos de estudios religiosos, los grupos de lectura y demás grupos pequeños continúen sus actividades en línea.

  • El personal podría considerar la realización de reuniones pequeñas en las instalaciones religiosas con distanciamiento físico apropiado y tapabocas. En la medida de lo posible, se recomienda que estos grupos se reúnan al aire libre y cumplan con las pautas de distanciamiento físico adecuadas y el uso de tapabocas.

  • Las instalaciones religiosas deben seguir las pautas de limpieza, flujo de personas y equipos de protección individual que aparecen arriba.

Bancos de alimentos y otros servicios

  • Se pueden realizar estas actividades en las instalaciones religiosas siempre que se cumplan todas las directrices pertinentes enumeradas en el presente documento y que se cumplan las directrices adicionales del CDPHE para las instalaciones de servicios específicos. Cuando se distribuyan artículos, las reuniones deben ser de 10 personas o menos en un salón y deben cumplir las pautas de distanciamiento físico, de uso del tapabocas y de limpieza.

Otras ceremonias sagradas

Al igual que con todos los demás servicios que se ofrecen, se permitirán estos eventos si se cumplen TODAS las directrices anteriores.

 
Comentarios adicionales

  • Los lugares de servicios religiosos deben consultar de inmediato las directrices del departamento de salud si se establece la existencia de un brote en la comunidad.

  • Se debe considerar estas recomendaciones como formas de proteger a su comunidad y al público en general. Asegúrese de consultar con su compañía de seguros sobre la responsabilidad legal en relación con la exposición al COVID-19 en sus instalaciones.

Preguntas frecuentes

Ambos son considerados como servicios esenciales sin requisitos de capacidad; sin embargo, recomendamos encarecidamente que los lugares de servicios religiosos sigan las directrices de capacidad para los eventos en ambientes cerrados y al aire libre para limitar el riesgo de propagar la enfermedad, si es posible. Los lugares de servicios religiosos deben seguir los requisitos en el Artículo III.C del PHO que aplican a todos los negocios y actividades esenciales y no esenciales -- incluyendo mantenerse a 6 pies de distancia entre grupos y el uso del tapabocas en ambientes cerrados -- a menos que hacerlo haga que sea imposible llevar a cabo actividades esenciales.

Las ceremonias asociadas con los servicios religiosos incluyen las bodas, servicios funerarios, bautismos, ceremonias de brit milah (rito judío) y otras ceremonias religiosas. Las recepciones incluyen reuniones sociales o fiestas asociadas con ceremonias, tales como una recepción de boda realizada después de la ceremonia de boda. A diferencia de las ceremonias asociadas con los servicios religiosos, las recepciones son categorizadas como eventos y deben seguir las directrices de los eventos en ambientes cerrados y al aire libre.

Las ceremonias que no son asociadas con los servicios religiosos, como los cumpleaños, quinceañeras y graduaciones, no cumplen la definición de una actividad o servicio esencial y deben seguir las directrices de los eventos en ambientes cerrados y al aire libre.