Guía para las personas que asisten a las protestas

#FFFFFF

Es importante que la gente pueda manifestarse pacíficamente y hacer oír su voz. Recomendamos encarecidamente a todos los participantes - manifestantes, fuerzas policiales y miembros de los medios de comunicación - que sigan estas directrices para protegerse del contagio de COVID-19 mientras asisten a protestas o manifestaciones.


Mantenga el distanciamiento físico


Siempre que la gente se reúne en grandes números, existe la posibilidad de que la enfermedad se propague. Es importante mantener al menos 6 pies (aprox. 2 metros) de distancia física. Gritar puede propagar el virus más lejos, aumentando la transmisión del COVID-19. Algunas tácticas policiales, como el uso gas lacrimógeno y gas pimienta, pueden agravar la situación al provocar que la gente tosa y jadee. Advertimos a la policía que estas tácticas pueden conducir a un aumento en la transmisión del COVID-19.


Use mascarilla

Es muy importante usar mascarilla si tiene previsto reunirse en grupos grandes, ya que las personas que no tienen síntomas pueden propagar el COVID-19. El uso de una mascarilla no médica o de una cubierta facial ayuda a minimizar la propagación del virus. Todo el mundo debería usar una mascarilla cuando esté en público. Las instrucciones para hacer mascarillas pueden encontrarse en el Colorado Mask Project [Proyecto de mascarilla de Colorado].


Entendemos que usar mascarilla puede ser difícil.

Reconocemos que, para las personas de color, los prejuicios raciales y los estereotipos de criminalidad han creado verdaderos temores a salir en público con una mascarilla o con la cara cubierta. La gente de color ha sido expulsada de las tiendas por llevar mascarillas y muchos temen por su vida. Comprendemos estas preocupaciones. En este momento, deben ponderarse respecto a la protección adicional que las mascarillas pueden ofrecer contra el COVID-19. Le invitamos a que la use.


Hágase una prueba de detección

Toda persona que participe en protestas o manifestaciones debería mantenerse vigilante para detectar síntomas del COVID-19. Quienes presenten síntomas deberían hacerse una prueba de detección inmediatamente. Las personas que no presenten síntomas y que crean haber estado expuestas a alguien con COVID-19 pueden solicitar una prueba al menos cinco días después de la fecha en que crean haber estado expuestas. Esto les permite saber si tienen un resultado positivo en la fase temprana de la infección. Encuentre el mapa de centros comunitarios de detección aquí. También puede considerar una consulta de telesalud o llamar a la línea de consejos de enfermería antes de buscar atención en persona.


La gente de color se ve desproporcionadamente afectada por el COVID-19

Es más probable que la gente de color esté expuesta al virus en los trabajos esenciales. El acceso a una atención médica asequible, al cuidado infantil y al transporte puede ser más limitado para muchas personas en este grupo. Las personas de color también tienen más probabilidades de vivir en vecindarios con altos índices de contaminación atmosférica y de enfrentarse a condiciones insalubres en prisiones, cárceles y centros de detención. Debido a este tipo de desigualdades, las personas de color se enfrentan a disparidades de salud crónicas, lo que conlleva un mayor riesgo de morir debido al COVID-19.


El racismo es una amenaza para la salud pública

Nos unimos a la Asociación Americana de Salud Pública (APHA, American Public Health Association) y estamos de acuerdo en que el racismo es una crisis persistente de salud pública que requiere de nuestra atención ahora: «Vemos discriminación todos los días en todos los aspectos de la vida, como la vivienda, la educación, el sistema de justicia penal y el empleo. Y se amplifica durante esta pandemia, ya que las comunidades de color se enfrentan a desigualdades en todo, desde una mayor carga de casos de COVID-19 hasta un menor acceso a las pruebas, el tratamiento y la atención».


Queremos que use su voz para los temas que son importantes para usted. Hágalo con seguridad.