Guía para la industria agrícola

Actualizado el: 04/19/2021

Idiomas disponibles: Español |  EnglishTiếng Việt  | 中文  | Soomaali | العربية | नेपाली

Propósito de la guía y recursos adicionales

Los trabajadores agrícolas son parte de nuestra mano de obra esencial y pueden enfrentarse a un riesgo mayor de exposición al COVID-19. Es imperativo que los empleadores implementen medidas de seguridad y modificaciones a los flujos de trabajo y procesos, en la medida de lo posible, para ayudar a evitar la propagación del COVID-19 en el lugar de trabajo, en cumplimiento de las órdenes estatales de salud pública y la guía contenidas en este documento. Los empleadores y trabajadores de este sector deben cumplir con la Guía interina para trabajadores y empleadores agrícolas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. y el Departamento de Trabajo de EE. UU. Las siguientes directrices ofrecen prácticas óptimas adicionales para la prevención y mitigación del COVID-19 entre los trabajadores de granjas y establecimientos agrícolas, y sintetizan la Orden de salud pública 20-36 de Colorado, según se aplica en el sector agrícola de Colorado.

Los empleadores deben revisar la Guía de Brotes en Lugares de Trabajo del CDPHE y la Guía para empresas y empleadores en su respuesta a la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID- 19) de los CDC, y asegurarse de que se cumplan todas las disposiciones. Asimismo, la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) y la Guía para trabajadores y empleadores de la industria del procesamiento de carne y aves de corral de los CDC, ofrece recomendaciones para reducir el riesgo de exposición al COVID-19 en los establecimientos de procesamiento de carne y aves de corral; varios de sus conceptos y ejemplos se pueden trasladar a los procesos pertinentes en la agricultura en su
conjunto.

Prevenir la propagación del COVID-19 en los lugares de trabajo

Los siguientes requisitos derivan de la Orden Ejecutiva D 2021 079 (mandato sobre el uso del tapabocas en el estado) y el Sistema de Indicadores del COVID-19, que se aplican a los trabajadores agrícolas en Colorado. Asimismo, se proporcionan las prácticas óptimas para cumplir estas órdenes, que son específicas para la agricultura.

De acuerdo con la Guía para trabajadores agrícolas de los CDC, los empleadores deben asignar un coordinador en el lugar de trabajo que estará encargado de resolver los asuntos relacionados con el COVID-19 y que será responsable por los planes de evaluación y control.

Recursos para trabajadores agrícolas migrantes y temporales

  • Todos los empleados que trabajan en el área de agricultura y alimentos deben usar tapabocas que les cubra la nariz y la boca mientras trabajan, si habitualmente o sistemáticamente están a 6 pies de distancia de otros trabajadores o el público en general, excepto cuando ello suponga un impedimento para su salud.
    • Los empleadores deben suministrar a sus empleados los Equipos de Protección Individual, como los tapabocas.
    • La hoja informativa Uso de tapabocas en el sector alimentario durante el COVID-19 de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de EE. UU., que describe los respiradores, mascarillas desechables y tapabocas de tela adecuados para el uso en la agricultura, se debe usar como referencia a la hora de elegir los tapabocas apropiados para los trabajadores.
    • Se deben continuar usando los Equipos de Protección Individual (PPE, por sus siglas en inglés) para trabajos específicos que los requieren por motivos no relacionados con el COVID-19. Los Equipos de Protección Individual se deben desechar luego de cada turno, o desinfectar con un desinfectante aprobado por la Agencia de Protección Ambiental (EPA) y guardar en un lugar limpio cada vez que se usen.
    • Es posible que los tapabocas generen algunas dificultades con el trabajo. Pueden resultar incómodos para usar por periodos prolongados en ambientes calurosos. Cuando se usan para trabajo físico, es posible que el trabajador deba tocarse la cara y acomodarse el tapabocas, y podrían dar lugar a situaciones peligrosas si impiden el manejo adecuado de los equipos. Los trabajadores y empleadores deben considerar el riesgo de golpe de calor y lesiones físicas que podrían generarse al desempeñar determinadas tareas con una mascarilla, y buscar un equilibrio entre estos riesgos y el beneficio de usar tapabocas según cada caso particular. Se debe fomentar aún más el distanciamiento físico en los casos en que los tapabocas no se consideran seguros o prácticos.
  • Los empleadores deben promover la implementación de descansos para lavarse las manos o usar desinfectante para las manos. Deben brindar acceso a estaciones para el lavado y desinfección de las manos, de conformidad con las leyes federales y estatales.
    • Para las estaciones de trabajo transitorias o el trabajo en el campo, se deben instalar estaciones portátiles para fomentar la higiene adicional de las manos.
    • Se debe proporcionar un suministro de agua adecuado, jabón líquido, toallas de papel desechables y botes de basura en todos los espacios de trabajo para brindar un acceso fácil y adicional a estaciones de higiene de manos.
  • Los empleadores deben limpiar y desinfectar todas las áreas de contacto frecuente y desechar o limpiar y desinfectar regularmente los objetos en los espacios comunes, como salas de descanso, que comparten las personas.
    • Las áreas de contacto frecuente incluyen, entre otras, inodoros, estaciones para el lavado y desinfección de manos, dispensadores de agua potable, y mesas y sillas en las áreas de descanso.
    • Se debe seguir la Guía sobre cómo limpiar y desinfectar su establecimiento de los CDC y la Guía de limpieza del CDPHE. Se deben usar desinfectantes aprobados por la EPA.
    • Los empleadores deben brindar acceso a agua potable de manera segura e higiénica.
      • Se deben evitar las fuentes de agua compartidas que requieren que los trabajadores toquen grifos o surtidores, a menos que se pueda garantizar una higiene adecuada y periódica de las superficies de mayor contacto.
      • Se debe colocar desinfectante para manos junto a las fuentes de agua compartidas y los trabajadores se deben desinfectar las manos antes de tocar el grifo o surtidor. Otra opción sería que los empleadores proporcionen guantes desechables para acceder a las fuentes de agua compartidas.
      • Los empleadores deben considerar la posibilidad de brindar acceso compartido a agua embotellada como alternativa para las jarras de agua compartidas.
      • Los empleadores deben brindar acceso a suministros de limpieza y desinfección para todos los equipos usados por los trabajadores.
        • A cada trabajador se le debe asignar un conjunto de equipos o herramientas por turno que no se deberá compartir. Los equipos y herramientas se deben desinfectar al finalizar cada turno.
        • Los equipos que se comparten entre varios trabajadores en el mismo turno se deben limpiar y desinfectar antes de que cada persona los use, en la medida de lo posible. De lo contrario, el equipo se debe limpiar por lo menos una vez por turno y se debe alentar a los trabajadores a usar guantes cuando manipulen los equipos compartidos.

  • Los empleadores deben implementar eldistanciamiento físico en la medida de lo posible en el lugar de trabajo.
    • Se deben modificar los flujos de trabajo y procesos para permitir una distancia de 6 pies entre los trabajadores durante todas las tareas. Esta disposición incluye, entre otros, el trabajo en el campo y en los cobertizos o galpones de envasado.
      • En el caso de las tareas de procesamiento, en las que la distancia entre los trabajadores está determinada por el equipo o las líneas de producción, se pueden efectuar las siguientes modificaciones:
        • instalar separadores de plexiglás entre las estaciones de trabajo;
        • reducir la velocidad de la línea de producción para permitir que haya menos trabajadores y más distancia entre ellos;
        • reducir el tamaño o peso de los materiales que se levantan o los procesos para asignar a un trabajador por tarea, en vez de dos.
    • En todo momento se requiere una correcta ventilación.
  • Los empleadores que brindan transporte desde y hacia las viviendas compartidas o proporcionadas por esto y entre los lugares de trabajo, deben hacerlo de manera que se cumpla con la guía de distanciamiento físico.
    • Reduzca la capacidad en los vehículos de transporte para permitir que haya distanciamiento físico entre los pasajeros. Para ello, se pueden disponer vehículos adicionales o hacer varios traslados.
    • Los pasajeros deben usar tapabocas cuando se desplacen en el transporte compartido.
    • Los vehículos de transporte se deben desinfectar regularmente según la guía de los CDC sobre Limpieza y desinfección de vehículos que no son para traslados de emergencia.
    • Los empleadores deben fomentar el uso de tapabocas y la limpieza en los vehículos personales que comparten los empleados, incluso si no se trata de un servicio de transporte ofrecido por el empleador.
  • Los empleadores deben escalonar los turnos y descansos para reducir la densidad de personas. Deben implementar diversas estrategias, como horarios escalonados o rediseñar los lugares de trabajo para crear más distancia entre los trabajadores, a menos que hacerlo imposibilite el desempeño de las funciones críticas.
    • Intercalar los turnos laborales y formar cuadrillas de trabajadores (por ejemplo, asignar al mismo grupo de personas a los mismos turnos y no cruzarlos de un día a otro o de una semana a otra) puede reducir las interacciones entre los trabajadores y limitarlas a grupos pequeños.
    • Intercalar los horarios de descanso puede reducir el número de personas que comparten las salas de descanso.
    • El espacio destinado al descanso debe ser suficiente para permitir el distanciamiento físico de por lo menos 6 pies entre los empleados que están simultáneamente en su descanso. Reducir la cantidad de sillas en las salas de descanso o en cada mesa puede disminuir la posibilidad de que las personas se reúnan.
    • Los espacios de descanso deben incluir una estación para el lavado o desinfección de las manos, en especial, si los trabajadores usan el descanso para comer, fumar o consumir tabaco, que son actividades que implican llevarse las manos a la boca con más frecuencia.
    • Se deben instalar estaciones adicionales para registrar la entrada y la salida para reducir las aglomeraciones en los cambios de turno.
       

  • Los empleadores deben implementar protocolos de control de síntomas, llevar a cabo revisiones diarias de temperatura y monitorear los síntomas de los empleados en el lugar de trabajo en la mayor medida posible o, de lo contrario, solicitar a los empleados que se hagan una autoevaluación en la casa antes de dirigirse al lugar de trabajo. Los empleadores deben llevar a cabo revisiones de los trabajadores para ver si presentan síntomas del COVID-19 al comienzo de cada turno.
    • Si los empleados usan transporte compartido para ir al trabajo, la revisión debe hacerse antes de subirse al vehículo.
    • Los protocolos recomendados de revisión se describen en la Guía sobre brotes en el lugar de trabajo del CDPHE. Los ejemplos de formularios de revisión se pueden obtener aquí: formulario de evaluación de salud de empleados y formulario de registro de autoevaluación de salud de empleados.
    • Si un empleado manifiesta tener algún síntoma, se lo debe remitir al Registro de síntomas del CDPHE y se deben tomar las siguientes medidas.
      1. Indicarle al empleado que se vaya a su casa de inmediato (ver Alojamiento para la cuarentena, a continuación).
        • Los empleadores deben exigirles a los empleados que se queden en la casa cuando presenten algún síntoma o indicio de estar enfermos, y ponerlos en contacto con los proveedores de beneficios de la compañía o estado.
      2. Aumentar la limpieza en el establecimiento y exigir el distanciamiento físico de por lo menos 6 pies entre los empleados.
      3. Excluir a los empleados hasta que estén 72 horas sin fiebre sin el uso de medicamentos y hayan trascurrido 10 días desde la aparición del primer síntoma. and
      4. Si varios empleados presentan estos síntomas, comuníquese con el departamento de salud local.
  • Los empleadores deben permitirles a los trabajadores permanecer en la casa y solicitar atención médica si presentan síntomas que se asemejan al COVID-19. No deben sancionarlos por tomar licencia por enfermedad. 
  • Los empleadores deben implementar políticas, por ejemplo, acceso a tiempo libre pagado, para desalentar a los empleados enfermos a concurrir al lugar de trabajo (ver a continuación la sección sobre acceso a atención médica, licencia por enfermedad y beneficios por pérdida de salario).
  • Los empleadores deben exhibir materiales sobre las buenas prácticas de higiene y describir las señales y síntomas del COVID-19, en inglés, español y cualquier otro idioma preferido de los trabajadores, en lugares prominentes de su lugar de trabajo.

Las viviendas proporcionadas por los empleadores, en especial cuando su uso es obligatorio por trabajo, deben cumplir con los requisitos de distanciamiento físico, limpieza y desinfección previstos para los lugares de trabajo. Los empleadores que proporcionan vivienda a sus trabajadores, como alojamiento en casas, moteles, dormitorios y casas rodantes, deben ajustarse a la Guía sobre el COVID-19 para viviendas compartidas u alojamiento compartido de los CDC. A continuación, se brindan recomendaciones adicionales sobre prácticas específicas, las cuales, en la mayoría de los casos, garantizarán que la vivienda cumpla con los requisitos de la Orden de salud pública y la guía de los CDC. Se aconseja a los empleadores que se comuniquen con el organismo de salud pública local para obtener asistencia proactiva y asegurar que la vivienda que proporcionan se ajuste a las prácticas óptimas.  

  • Los dormitorios compartidos deben estar dispuestos de manera tal de dejar una distancia mínima de 6 pies entre las camas y aumentar la superficie total en pies cuadrados por persona (se recomienda que por lo menos se duplique el estándar mínimo de OSHA, a 100 pies cuadrados por persona). 
    • Colocar las camas alternando el sentido de las cabezas para aumentar aún más el espacio para respirar mientras las personas duermen. 
    • Asignar una cama individual a cada trabajador; las camas compartidas (por ejemplo, literas) no son aconsejables ya que no permiten dejar 6 pies de distancia y crean superficies que son tocadas por varias personas, lo cual presenta una dificultad para una correcta desinfección y limpieza. 
    • Confirmar que haya una correcta ventilación en los dormitorios (por ejemplo, que las ventanas con mosquiteros se abran, o que haya ventiladores). 
  • El empleador debe disponer que se realicen limpiezas de rutina y desinfección en las viviendas, sin costo para los empleados. Los espacios de uso común (por ejemplo, cocinas, baños, salas de estar, comedores, lavaderos) se deben limpiar con desinfectantes aprobados por EPA más de una vez por día.
    • En los espacios de uso común siempre debe haber suministros para el lavado y desinfección de las manos.
    • En todo momento se deben usar tapabocas en los espacios de uso común dentro de las viviendas proporcionadas por el empleador.
    • Los espacios de uso común deben tener un tamaño adecuado para que la cantidad de ocupantes de la vivienda compartida puedan mantener un distanciamiento físico de 6 pies en todo momento. Se debe colocar una cantidad adecuada de mesas, sillas, etc., para permitir el distanciamiento.
  • Los comedores compartidos deben tener una cantidad adecuada de vajilla y utensilios para que no sea necesario compartirlos. Considere la posibilidad de ofrecer recipientes y utensilios desechables.
  • En el marco de la crisis del COVID-19, se recomienda que los empleadores aumenten el número de unidades de vivienda para permitir que haya más distancia entre los residentes. 
    • Se debe proporcionar alojamiento adicional para cualquier trabajador que se enferme o que haya estado en contacto cercano con un caso confirmado de COVID-19, para permitir un correcto aislamiento o cuarentena de otros trabajadores en viviendas compartidas. Las personas que presentan síntomas de COVID-19 deben tener acceso a instalaciones que les permitan aislarse de personas asintomáticas, lo que incluye dormitorios, baños y cocinas separados. 
      • Según la reglamentación de OSHA 29 C.F.R. § 1910.142, las personas que contraen el COVID-19 no pueden usar las cocinas y comedores comunitarios, y los empleadores deben reportar a las autoridades de salud pública los casos de la enfermedad que surjan en las viviendas que estos proporcionan. 
      • Las habitaciones de hoteles o moteles (con cocina incorporada) en el área se podrían considerar una opción para adquirir alojamiento adicional. Comuníquese con el Departamento de Trabajo y Empleo de Colorado (CDLE) si necesita ayuda para identificar opciones de vivienda adecuadas. 
  • Si un empleado que vive en una vivienda compartida se enferma, debe ser aislado del resto de los trabajadores. Se le debe ofrecer un alojamiento alternativo, si es necesario, para que los trabajadores enfermos o que hayan estado expuestos a la enfermedad hagan el correspondiente aislamiento y cuarentena. 
  • En el caso de las consideraciones sobre viviendas temporarias para empleados de categoría H-2A, revise la explicación sobre alojamiento alternativo en respuesta al COVID-19 del Departamento de Trabajo.

Todos los empleados, incluidos los ciudadanos estadounidenses y los trabajadores con visa H-2A, que presenten síntomas de COVID-19 tienen derecho a recibir tratamiento médico y, de ser necesario, una prueba de detección, en virtud de la Ley de licencias por enfermedad de emergencia y la Ley de ampliación de licencias por motivos familiares y médicos de emergencia (ambas forman parte de la Ley de respuesta al coronavirus para las familias [FFCRA]) que entró en vigencia el 1.o de abril de 2020. La ley FFCRA garantiza el acceso a pruebas y tratamientos médicos por el COVID-19 para todas las personas que viven y trabajan en Colorado, independientemente de su estatus de inmigración y seguro de salud.

La Guía para trabajadores y empleadores agrícolas de los CDC contiene información detallada acerca de los derechos de los trabajadores. La Ley de seguridad y salud ocupacional de 1970, 29 USC 660(c), sección 11(c), prohíbe a los empleadores tomar represalias contra los trabajadores por manifestar su preocupación acerca de las condiciones de salud y seguridad. Asimismo, el Programa de protección de denunciantes de irregularidades de OSHA asegura el cumplimiento de las disposiciones de más de 20 leyes federales de sectores específicos, que protegen a los empleados de represalias por manifestar sus preocupaciones en torno a peligros o infracciones, o formular denuncias al respecto.

Los operadores de CO-HELP pueden brindar asistencia en varios idiomas, como inglés, español y mandarín. 

Informar sobre los casos presuntos o confirmados permitirá que los empleadores reciban ayuda para implementar controles de enfermedades infecciosas en el lugar de trabajo y evaluar o manejar cualquier brote asociado al lugar de trabajo. 

El empleador debe informar los casos presuntos o confirmados al organismo de salud pública local (ver a continuación) o al CDPHE. Si a un trabajador le preocupa que su empleador no esté respondiendo adecuadamente ante un caso presunto o confirmado de COVID-19 entre los empleados, puede llamar a la línea directa de COVID para informarlo. Las denuncias se pueden hacer de manera anónima, en inglés o español.

El organismo de salud pública local de cada condado está disponible para responder a preguntas e inquietudes y brindar ayuda a la comunidad local con cuestiones relacionadas con el COVID. Asimismo, puede trasladar esas inquietudes al CDPHE. La información de contacto de los organismos de salud pública local de cada condado se puede obtener en colorado.gov/pacific/cdphe/find-your-local-public-health- agency.

Consulado General de México en Denver: El consulado provee asistencia, a través del Departamento de Protección, a trabajadores agrícolas mexicanos que residen en Colorado y a aquellos trabajadores que actualmente cuentan con un empleo temporal bajo el programa de visa H2A. Tel directo: 303-667-8657 (disponible 24/7) Correo electrónico:infodenver@sre.gob.mx

El Consulado de Guatemala en Denver ha estado publicando información actualizada en su página de Facebook acerca del COVID-19, los lugares para hacerse la prueba y los números de emergencia.

Los empleadores deben exhibir esta guía en lugares estratégicos del lugar de trabajo. Los carteles deben estar ubicados en varias áreas altamente transitadas, como áreas comunes de las viviendas, puertas de entrada y salida al lugar de trabajo, áreas comunes del lugar de trabajo, puertas de los baños y arriba de surtidores de agua o lavabos. Deben estar en el idioma que hablan los trabajadores.  

Asimismo, se aconseja a los empleadores exhibir información adicional sobre las prácticas óptimas de salud, como la frecuencia del lavado de manos y las prácticas de higiene personal, una descripción de las señales y síntomas del COVID-19, así como los recursos adicionales disponibles para los trabajadores en Colorado. Los Recursos de comunicación de los CDC (también disponibles en español) y las páginas de Recursos de comunicación del CDPHE contienen enlaces a una variedad de recursos para imprimir, videos y anuncios de servicio público. La página web Recursos en otros idiomas del CDPHE contiene enlaces a una variedad de materiales sobre el COVID-19 en otros idiomas que no son inglés, por ejemplo, recursos de comunicación, y órdenes de salud pública y comunicados de prensa traducidos.

El cumplimiento de las órdenes de salud pública citadas a lo largo de este documento es obligatorio y los organismos de salud pública estatales y locales tienen la facultad de hacerlas cumplir. Se puede exigir el cumplimiento de las recomendaciones y ejemplos adicionales siempre y cuando ilustren el cumplimiento requerido por las órdenes de salud pública u otras leyes estatales y federales.