Deportes organizados

Actualizado el: 04/08/2021

Idiomas disponibles: English | Español | Tiếng Việt | 中文 | Soomaali | العربية | नेपाली 

sports and recreation illustration graphic

SI HAY UN CASO CONFIRMADO DE COVID-19 ENTRE ATLETAS, ENTRENADORES O ESPECTADORES

  • El establecimiento deberá notificar y cooperar con su agencia de salud pública local en los pasos siguientes.

  • Los contactos de agencias de salud pública se pueden encontrar aquí.

  • La guía para casos de brote para locales que no sean de atención médica se pueden encontrar aquí.

Encuentre más información (en inglés) sobre las directrices para deportes de la Temporada B en el sitio web de CHSAA (siglas en inglés para Colorado High School Activities Association) y preguntas y respuestas en el sitio web de CDPHE (siglas en inglés para Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de Colorado).

El Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de Colorado aprobó al pedido de la Asociación de Actividades de las Preparatorias de Colorado (CHSAA) para tener más variación en los deportes de invierno. Encuentre más información sobre las directrices para deportes durante la Temporada B (en inglés). Las ligas escolares pueden aplicar para participar en deportes organizados al completar este formulario (en inglés). Los formularios completados deben ser enviados por correo electrónico a mara.brosy-wiwchar@state.co.us. El regreso a la enseñanza en persona o híbrido deberá preceder antes del comienzo de actividades extracurriculares como los deportes. Vea la lista de las ligas de deportes aprobados (en inglés).

Los establecimientos deportivos y gimnasios pueden organizar eventos deportivos de acuerdo al nivel de capacidad mencionado a continuación, a no ser que están organizando un evento perteneciente a la liga deportiva, el cual fue contratado y aprobado para la variación del CHSAA de un deporte de temporada B del CHSAA, dado estas condiciones se puede tener la liga de acuerdo al nivel de capacidad de la varianza. En estas situaciones, la liga aprobada es responsable de cumplir con las especificaciones de su contrato, como por ejemplo la examinación de síntomas, exigir el uso del tapabocas y cualquier otro requerimiento específico del deporte.
 

En esta pagina : Bases para las directrices | Directrices para todas las fases | Deportes universitarios | Consideraciones para las instalaciones | EspectadoresLa detección y las mejores prácticas de prevención | Casos sospechados y confirmados del COVID-19Torneos, transporte y viajesCategorías de riesgo en los deportes con base a diversos factoresRecomendaciones según el nivel del indicador

Las ligas organizadas de aficionados recreativas para jóvenes y adultos, los clubes deportivos, los grupos de deportes interescolares y otros grupos atléticos patrocinados por organizaciones deben adherirse a las órdenes y restricciones estatales y locales; y, además, operar con restricciones y fuertes medidas de precaución, como se especifica en la guía que aparece más abajo.

Las estrategias de control de transmisiones para el COVID-19 que aparecen a continuación pueden aplicarse a otros ambientes donde ocurran actividades físicas y de exhalación forzada; y al personal (o trabajadores similares) de parques y actividades recreativas, al igual que a los organismos estatales reguladores del deporte se les recomienda que hagan cumplir estas directrices.

Los círculos deportivos tales como las entidades profesionales y colegiales deben adherirse a las directrices específicas para sus organismos reguladores y las especificaciones en cuanto a órdenes para la salud pública.


En el caso de que haya un brote confirmado o sospechado del COVID-19 dentro de un equipo deportivo, club o escuela, la salud pública puede requerir restricciones adicionales con el fin de reducir la propagación de la enfermedad.

Bases para las directrices

El participar en deportes con o en competencia con otras personas, en cualquier capacidad durante esta pandemia, conlleva un riesgo inherente de posible infección para los participantes y el riesgo de transmisión a otras personas, tales como los miembros de su vivienda. Las partes interesadas en los deportes organizados deben considerar los riesgos y beneficios de la participación, en sus planes de reanudar los deportes organizados. El adherirse a las normas de salud pública es esencial para minimizar el riesgo y los trastornos de las actividades deportivas. Los organizadores también deben estar familiarizados con las recomendaciones de sus organismos reguladores nacionales, estatales y locales acerca de diversas enfermedades (incluyendo, pero sin limitarse al COVID-19).

El riesgo de propagar el COVID-19 puede variar dependiendo de:

  • El número de personas con quienes un jugador o un entrenador interactúa
  • El tipo de interacción física
  • La duración de la interacción cercana
  • El compartimiento de algún equipo entre los múltiples jugadores
  • El ambiente del juego (por ej.: interior o al aire libre)
  • Diversos tipos de protección que se estén utilizando, incluyendo:
    • tapabocas
    • distanciamiento físico
    • higiene de las manos
    • limpieza y desinfección de superficies que se tocan comúnmente, etc.

El esfuerzo físico, incluyendo los deportes, involucra una exhalación forzada, la cual puede aumentar el riesgo de transmisión, similar al cantar o tocar ciertos instrumentos musicales. Por lo tanto, se recomienda que todos los participantes y espectadores mantengan un mínimo de 6 pies de distanciamiento físico de aquellas personas que no son de su vivienda. Las medidas para el control de infecciones aplicadas colectivamente, tales como las evaluaciones, el distanciamiento físico, la higiene de las manos y los tapabocas donde es apropiado, son especialmente importantes dado que muchos deportes incluyen el contacto cercano de las personas en diversos momentos durante el entrenamiento o la competencia.

Los atletas que presentan síntomas, o su prueba de detección para del COVID-19 dio positivo, deberán aislarse, y sus contactos cercanos tendrán que estar en cuarentena. Los atletas, equipos y organizaciones deben considerarse unos a otros responsables de seguir las normas y de asegurar el cumplimiento de las medidas de control de infecciones, durante y después de los juegos. El comportamiento y las decisiones de los participantes fuera del ámbito deportivo podría impactar la habilidad del equipo entero para participar en entrenamientos y competencias, si un solo atleta o entrenador llega a ser expuesto o se enferma.

A los equipos que deseen practicar y competir sin interrupciones se les aconseja firmemente que tomen estas recomendaciones en serio.

A los buscadores y reclutadores de atletas se les recomienda pensar bien cómo evaluar a los atletas para no crear prácticas y competencias no seguras; y sin intención poner en riesgo a los atletas y a los programas.

La competencia crea motivación para los atletas. A los entrenadores y a las organizaciones atléticas se les recomienda inculcar disciplina en los atletas y encontrar nuevas maneras de motivar a los atletas durante los tiempos en que la competencia es demasiado arriesgada. A los atletas se les anima a practicar disciplina, establecerse metas y continuar participando en sus deportes en diferentes maneras que fomenten motivación a la vez que practican medidas seguras.

Directrices para todas las fases

Cómo formar grupos y determinar sus tamaños
  • Directrices de la orden de salud pública del estado:
    • Nivel Verde – Proteger a Nuestros Vecinos: No hay regulaciones estatales, pero los locales pueden elegir restricciones locales.
    • Nivel Azul – Precaución: Grupos de hasta 50 jugadores a la vez, excluyendo a entrenadores o árbitros (u otro personal requerido para la seguridad de los jugadores), por cancha o por campo.
    • Nivel Amarillo - Preocupación: Grupos de hasta 25 jugadores a la vez, excluyendo a entrenadores o árbitros (u otro personal requerido para la seguridad de los jugadores), por cancha o por campo.
    • Nivel Naranja – Alto Riesgo: Grupos de hasta 10 jugadores a la vez, excluyendo a entrenadores o árbitros (u otro personal requerido para la seguridad de los jugadores), por cancha o por campo, manteniendo 6 pies de distanciamiento físico entre personas de otras viviendas.Solamente se permiten los deportes recreacionales al aire libre en este nivel.
    • Nivel Rojo – Riesgo Grave: Grupos de hasta 10 jugadores a la vez, excluyendo a entrenadores o árbitros (u otro personal requerido para la seguridad de los jugadores), por cancha o por campo, manteniendo 6 pies de distanciamiento físico entre personas de otras viviendas. Solamente se permiten los deportes recreacionales al aire libre en este nivel.
    • Nivel Morado – Riesgo Extremo: Grupos de hasta 10 jugadores a la vez, excluyendo a entrenadores o árbitros (u otro personal requerido para la seguridad de los jugadores), por cancha o por campo, manteniendo 6 pies de distanciamiento físico entre personas de otras viviendas. Solamente se permiten los deportes recreacionales al aire libre en este nivel.
  • La formación de grupos fijos es una práctica que mantiene a un grupo estable con una membresía fija. Los grupos fijos facilitan el control de enfermedades minimizando el número de nuevos contactos con quienes las personas interactúan y limitan el rango de retiro de miembros y de cierre de actividades, si es que se detecta un caso de COVID- 19 u otra enfermedad.
  • Implemente pequeños grupos fijos para niños, y en la mayor medida posible, mantenga la integridad de los grupos en los que los niños ya forman parte en la escuela. Asegúrese de que haya comunicación apropiada entre los equipos y las otras instituciones donde un niño puede llegar a formar parte de otro grupo, como por ejemplo en la escuela.
Considerando a los riesgos de las actividades
  • Todos los atletas y participantes deben estar atentos de que diferentes deportes tienen diferentes riesgos.
  • En general, los deportes al aire libre presentan menos riesgo que los deportes en ambientes cerrados. El flujo del aire en ambientes cerrados debería ser alentando mediante la apertura de ventanas y espacios de ventilación. Aún con estas consideraciones, los deportes al aire libre presentan menos riesgos.
  • Los deportes en los que se pueden mantener una distancia constante de 6 pies o más presentan menos riesgo que los deportes donde los participantes se encuentran en contacto más cercano.
  • El riesgo más elevado se encuentra en deportes donde los participantes tienen contacto físico.
  • Por ejemplo, la lucha grecorromana, es un deporte de alto riesgo que es frecuentemente llevado a cabo en ambientes cerrados e incluye tiempos largos y de contacto directo entre los competidores.
Tapabocas
  • En condados con tasas de incidencias de enfermedades de una semana mayor a 35 por cada 100,000 (Niveles de Azul hasta Morado), todos los espectadores, árbitros, entrenadores y personas que no están compitiendo, incluyendo los atletas, deben usar tapabocas en todo evento llevado a cabo en ambientes cerrados donde 10 o más personas no vacunadas, o personas cuyo estado de vacunación se desconoce, estén presentes. Los negocios deben ser cuidadosos al asumir que las personas entrando a su establecimiento no han sido vacunadas.
  • Cuando se requieren los tapabocas, los atletas deben usarlos aún durante el partido, excepto durante las siguientes actividades:
    • Deportes acuáticos, donde un tapabocas mojado sería un riesgo de asfixia.
    • La lucha grecorromana, donde un tapabocas podría ser desplazado o engancharse.
    • La animación, donde un tapabocas podría ser desplazado o engancharse debido a las piruetas de alta intensidad.
  • Se les recomienda a los atletas a que traigan varios tapabocas para reemplazar a los tapabocas transpirados.
  • Si el atleta o participante no puede tolerar el uso del tapabocas por razones médicas, deberá obtener una exención médica de un profesional médico.
     

Deportes universitarios

Los deportes universitarios deberán cumplir con las directrices de su entidad gobernante y las especificaciones mencionadas en las órdenes de salud pública. Esto incluye implementar el uso de tapabocas entre los participantes y espectadores. Para poder seguir realizando las actividades de deportes y competencias, las organizaciones de deportes universitarios deberán trabajar con su conferencia para desarrollar un plan para mitigar la propagación del COVID-19, luego presentar el proyecto a la agencia local de salud pública (LPHA, por sus siglas en inglés) para su revisión. Una vez que la LPHA aprueba el proyecto, someterán al plan y su aprobación al Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de Colorado.

Antes de comenzar con deportes universitarios, el equipo debería asegurar que tomaron las siguientes medidas:

  • Consultaron todos y cada una de las directrices de los cuerpos gobernantes de su institución y conferencia.
  • Crearon un plan para adherir a todas las órdenes de salud pública local, incluyendo a las órdenes del uso del tapabocas.
  • Trabajaron con su conferencia para desarrollar un plan para mitigar la propagación del COVID-19 y presentaron el plan ante la agencia local de salud pública (LPHA, por sus siglas en inglés).
  • Recibieron una aprobación escrita del plan de la LPHA y el CDPHE.
     

Consideraciones para las instalaciones

  • Invitar a prácticas y juegos al aire libre lo más posible. Los ambientes al aire libre son menos riesgosos que los ambientes de interiores.
  • Maximizar la ventilación y aumentar la circulación de aire de afuera, haciendo referencia a la Guía de la Sociedad de Ingenieros del Calor, Frío y Aire Acondicionado (ASHRAE) cuando no sea posible estar afuera.
  • Se recomienda enfáticamente dejar de usar los vestuarios o locker rooms y solo se deben usar cuando sea absolutamente necesario para la seguridad de los jugadores. En esas limitadas circunstancias, limitar o espaciar el acceso para poder mantener el distanciamiento físico, reducir el número de personas en el vestuario a la vez; y maximizar la ventilación y la rotación del aire. De acuerdo a la orden estatal del uso obligatorio de tapabocas, se requieren los tapaboca en los interiores excepto en circunstancias limitadas.
  • Regularmente limpiar y desinfectar los vestidores y áreas para cambiarse de ropa, si se tienen que usar.
  • Evaluar los locales atléticos y determinar la necesidad de reorganizer el equipo, la entrada y salida del local, la distribución del local, el uso de flechas direccionales y letreros para evitar que la gente se acumule.
  • Determinar la capacidad por metro cuadrado del espacio utilizable. La capacidad se puede calcular utilizando el Calculador del Espacio de Distanciamiento Social.
  • Minimizar el equipo compartido y crear un plan para limpiar y desinfectar las instalaciones atléticas, el equipo entre usos y la utilización de la guía de limpieza del CDPHE.
  • No permitir que los atletas compartan toallas, ropa o ningún otro artículo que usen para secarse la cara o las manos.
  • Espaciar los períodos de entrenamiento y competencia para permitir tiempo para limpiar y desinfectar el equipo y las instalaciones; y evitar que coincidan las horas de llegada y salida de los equipos y grupos fijos.

Espectadores

  • Los espectadores deben ser recibidos de acuerdo a las directrices para eventos en ambientes cerrados o para al aire libre, dependiendo del ambiente del juego. Todos los equipos que estén involucrados en el juego son responsables de asegurarse de que los espectadores sigan estas directrices.
    • Al establecer los límites locales de capacidad para eventos en ambientes cerrados y al aire libre, los competidores no deben ser incluidos en la cuenta.
  • Si hay múltiples juegos llevándose a cabo en diferentes secciones del campo, los espectadores no deben interactuar ni mezclarse en ellos.
  • Limitar a cualquier visitante no esencial, espectador, voluntario o actividad que involucre grupos u organizaciones externos.
  • Si un deporte organizado tiene espectadores, entonces los atletas deberán seguir con todos los requerimientos para artistas de acuerdo al anexo I de PHO 20-36 párrafo I.C., que especifica que:
    • Los espectadores deben mantener una distancia de 12 pies de los atletas en todo momento.
    • Esto aplica para ambientes cerrados y al aire libre y puede limitar la posibilidad de que un establecimiento pueda tener espectadores.
    • Los espectadores y atletas no deberán interactuar. Si es posible, deberán tener diferentes entradas y salidas.
  • La actividad deportiva deberá ser la única actividad que se está llevando a cabo dentro del espacio (en ambiente cerrado) o el área designado (al aire libre)- ninguna otra actividad, incluyendo a la banda y la ovación, debe ocurrir al mismo tiempo.

La detección y las mejores prácticas de prevención

  • Prácticas de detección:
    • Los entrenadores, los directores atléticos y el personal médico y administrativo deben estar familiarizados con los requisitos de salud pública, las consideraciones para el bienestar del atleta y con las consideraciones para juegos directos.
    • Mantener una lista de participantes para cada práctica y juego.
    • Los atletas y espectadores deben participar en el proceso de detección de síntomas y de exposiciones al COVID-19 para asegurarse que no tienen síntomas antes de que se les considere que pueden que asistir o jugar. Se debe delegar a una persona para que se responsabilice de que se realizan las pruebas de detección constantemente y de acuerdo con la recomendación para la salud pública.
    • Los atletas o espectadores con exposición al COVID-19 conocida o sospechada, tal como el contacto con personas infectadas en su vivienda, deben permanecer en casa y adherirse a los requisitos de cuarentena.
    • Requerir que los atletas con un historial de infección con el COVID-19 confirmada o sospechada, obtengan una autorización médica documentada para asegurar que cada atleta ya no es contagioso, o que se ha recuperado completamente y que es médicamente capaz de reanudar su participación en los deportes.
    • Comunicar frecuentemente con todo el personal y la familia de los atletas acerca de las acciones de la organización, las restricciones provenientes de órdenes sobre la salud pública, el número de casos de COVID-19 dentro del equipo y de las personas que potencialmente fueron afectadas dentro de la organización deportiva.
    • Recomendar a los padres/tutores de los atletas, que corren un mayor riesgo de contraer enfermedades graves a causa del COVID-19, que conversen con sus proveedores de atención médica sobre los riesgos y beneficios de la participación deportiva. Consideren períodos o métodos alternativos para retornar a la participación deportiva, si es necesario.
  • Prácticas programáticas
    • Establecer un sistema de control de la asistencia de los atletas, el personal y de la participación de los espectadores en las prácticas y los juegos, para facilitar el rastreo de contactos en caso de alguna enfermedad o exposición al COVID-19.
    • Limpiar y desinfectar regularmente todas las superficies que se tocan con frecuencia y los objetos compartidos (Guía Adicional).
    • Eliminar las estaciones compartidas de provisión de agua, toallas, uniformes, etc. para los atletas, el personal y los entrenadores.
    • Prepararse para reducir el nivel de actividad después de un caso o brote del COVID-19.
    • Educar a los atletas sobre el COVID-19 y de los protocolos relacionados, al igual que dialogar sobre sus temores y preguntas, de manera apropiada según edades y nivel de madurez.
  • Prácticas de manejo en entrenamientos y eventos atléticos
    • Los atletas, el personal y los entrenadores deben mantener una distancia física de al menos 6 pies (2 metros) cuando no estén en entrenamiento activo o en competencias, incluyendo cuándo están en las líneas de banda.
    • Todos los participantes, el personal y los entrenadores que estén al margen deben sentarse o practicar a una distancia de cuando menos 6 pies entre ellos.
    • Requerir higiene de las manos al llegar, antes de los descansos para hidratarse y en intervalos regulares durante todo el entrenamiento y la competencia.
  • Adherirse a la orden estatal del uso de tapabocas, que requiere que los tapabocas se usen en ambientes cerrados en condados con tasas de incidencias de enfermedades de una semana mayor a 35 por cada 100,000 (Niveles de Azul hasta Morado) donde 10 o más personas no vacunadas, o personas cuyo estado de vacunación se desconoce, estén presentes.
    •  Se recomienda firmemente que se usen tapabocas en ambientes al aire libre, aunque no necesariamente se exige, a menos que lo requieran las autoridades locales.
    • No se permite escupir (saliva, semillas de girasol, tabaco para masticar) o compartir botellas o jarras de agua del equipo.
  • Aislamiento y Cuarentena
    • Establecer protocolos de aislamiento de las personas con síntomas y de comunicación sobre casos positivos y/o potenciales exposiciones al COVID-19, incluyendo la asignación de un miembro específico del personal para coordinar con los funcionarios locales de salud pública.
    • Aislar a los atletas en el sito que desarrollen síntomas durante el entrenamiento o una competencia; y hacer todos los arreglos para que ellos puedan salir del local de manera segura, tan pronto como sea posible. Los atletas con síntomas deben cubrirse la cara y aislarse en un espacio designado, a una distancia de cuando menos 6 pies de otras personas, mientras esperan ser transportados.
    • Los atletas y los espectadores con síntomas deberán aislarse y contactar a un profesional de atención médica para conversar sobre la necesidad de evaluación y prueba de detección. Los atletas y espectadores que tengan resultados positivos del COVID-19 deben notificar a la organización deportiva y seguir las instrucciones de las agencias locales de salud pública.

Casos sospechados y confirmados del COVID-19

  • Todos los deportes organizados deben seguir la guía sobre casos y brotes para escuelas si sus participantes están entre la edad pre-escolar y el grado 12 (P-12).
  • Para deportes organizados de adultos, referir a los empleados, espectadores y atletas con síntomas a un professional de la salud para una evaluación y prueba de detección, al igual que a la Herramienta de apoyo del CDPHE para sobrellevar síntomas (Información Adicional); y reportar a las agencias locales de salud pública.
  • Seguir los protocolos para el aislamiento de las personas que empiecen a tener síntomas durante el entrenamiento o una competencia; y alertar a la organización deportiva juvenil o a la escuela, sobre las personas con síntomas.
  • Las organizaciones deportivas deben notificar y cooperar con su agencia local de salud pública sobre los pasos siguientes. Los contactos de agencias locales de salud pública se encuentran en línea. Dejar de reportar puede resultar en la suspensión de los juegos o hasta de temporadas deportivas.
  • Debido a la necesidad de estar en cuarentena de todas las personas potencialmente expuestas, todo el entrenamiento y las competencias se deben cancelar para las personas que han sido expuestas, por un mínimo de 14 días desde la última fecha de exposición. Los resultados de pruebas negativas del COVID-19 de las personas potencialmente expuestas no elimina la necesidad de completar los 14 días totales de cuarentena, ya que el inicio de los síntomas y la detección después de la exposición puede variar. Los atletas que desarrollen síntomas después de haber sido expuestos al COVID-19 deberán aislarse y contactar a un profesional de la salud para dialogar sobre la necesidad de evaluación y pruebas de detección.
  • Dado el potencial de una recuperación prolongada de los síntomas y de complicaciones cardíacas a causa del COVID-19, los atletas con infección confirmada o presunta, deben coordinar con su proveedor de atención médica para obtener una autorización para retornar a su participación deportiva. Debido a las demandas físicas de la actividad atlética, la autorización puede ser diferente en términos de tiempo, ya sea para regresar a la escuela o para regresar a trabajar.

Torneos, transporte y viajes

  • Para deportes no escolares, seguir la directrices desarrolladas para el transporte público que sean para proveer transporte entre partidos. Las personas de una misma vivienda pueden sentarse cerca entre ellas, pero con 6 pies de distanciamiento entre grupos de diferentes viviendas.
  • Para deportes competitivos con participantes del sistema P-12 (escuelas desde preescolar hasta preparatoria), seguir las directrices de transporte escolar. Las personas que viajan y son mayores de10 años deberán usar tapabocas durante el viaje.
  • Para eventos que requieran viajar fuera de la región local, estar atentos al hecho de que las directrices para viajeros pueden variar dependiendo de qué parte de Colorado van a visitar. Algunos condados en Colorado pueden tener restricciones locales adicionales que son más rigurosas que las directrices para todo el estado. Consulte el Sistema de Indicadores del COVID-19 para más información acerca de las restricciones en los condados. Encuentre más información acerca de viajar dentro de Colorado.
  • Los eventos deportivos o torneos deben cumplir con todos los protocolos de estas directrices. Se recomiendan los eventos deportivos al aire libre en lugar de eventos en ambientes cerrados.
  • Es más seguro que los equipos dentro de Colorado compitan con otros equipos del mismo estado. Jugar contra equipos de otros estados, en especial aquellos estados con una tasa más alta de transmisión, es más riesgoso. Los equipos que viajan a otros estados deben adherirse a las restricciones impuestas en esas regiones.
  • Los intervalos para los juegos o competencias deben ser espaciados para prevenir que los equipos separados, los grupos fijos y los espectadores se mezclen.
  • Los quioscos de comida deben seguir la Guía para Restaurantes; y cualquier otro local debe ser limpiado, desinfectado y mantenido regularmente. (Información adicional)
  • Si hay espectadores presentes en un evento deportivo al aire libre, los campos de juego adyacentes deben estar separados para permitir al menos 50 pies de distanciamiento físico entre cada campo y sus respectivas secciones para espectadores. Todos los espectadores deben seguir la Guía para eventos al aire libre, lo cual significa sin interacción entre los grupos de espectadores.
  • Los espacios comunes u otros sitios de reunión (ej: mesas de picnic) se deben cerrar. • Colocar letreros claros para notificar a los participantes, espectadores y empleados sobre las expectativas de higiene y medidas sanitarias, incluyendo el de no ingresar si ellos o alguna persona de su hogar está experimentando cualquier síntoma o enfermedad.
  • Colocar letreros claros para notificar a los participantes, espectadores y empleados sobre las expectativas de higiene y medidas sanitarias, incluyendo el de no ingresar si ellos o alguna persona de su hogar está experimentando cualquier síntoma o enfermedad.

Categorías de riesgo en los deportes con base a diversos factores


 

Recomendaciones según el nivel del indicador

Nivel del Indicador

Recomendaciones

Nivel Verde:Proteger a Nuestros Vecinos

Para todos los deportes: Limitar los partidos amistosos y competencias con otros condados que estén en Nivel Verde.

Nivel Azul: Precaución

Deportes de contacto de baja frecuencia: Organizar las competencias fuera de la comunidad local con al menos 2 semanas de diferencia para poder permitir los requerimientos de cuarentena y aislamiento, mientras se minimizan las interrupciones del itinerario.

 

Deportes de contacto de mediana/alta frecuencia: Limitar las actividades de contacto/colisión con otros equipos fuera de la comunidad. Organizar las competencias fuera de la comunidad local con al menos 2 semanas de diferencia para poder permitir los requerimientos de cuarentena y aislamiento, mientras se minimizan las interrupciones del itinerario.

Nivel Amarillo: Preocupación

Contacto de baja frecuencia: Limitar las competencias con oponentes de la misma comunidad.

 

Deportes de contacto de mediana/alta frecuencia: Limitar las actividades de contacto/colisión entre el equipo en grupos más pequeños. Asegurar que los atletas entiendan los riesgos de entrenamientos de mayor contacto. Realizar actividades de entrenamiento individuales (por ejemplo, derribar colchonetas/trineos de futbol americano durante el entrenamiento de fútbol americano).

Nivel Naranja: Alto Riesgo

Para todos los deportes: Solamente se permite la práctica de deportes al aire libre. Los grupos deberán ser limitados a 10 personas o menos y deberán mantener un distanciamiento físico de 6 pies entre personas de diferentes viviendas.

Nivel Rojo: Riesgo Grave

Para todos los deportes: Solamente se permite la práctica de deportes al aire libre. Los grupos deberán ser limitados a 10 personas o menos, no incluyendo a los entrenadores y árbitros. Se permite la práctica de ejercicios de entrenamiento y condicionamiento individual y también el entrenamiento remoto.

Se permite la práctica de ejercicios de entrenamiento y condicionamiento individual y también el entrenamiento remoto.

Se alientan las actividades con personas de una misma vivienda.

Nivel Morado: Riesgo Extremo

Para todos los deportes: Solamente se permite la práctica de deportes al aire libre. Los grupos deberán ser limitados a 10 personas o menos, no incluyendo a los entrenadores y árbitros y deberán mantener un distanciamiento físico de 6 pies entre personas de diferentes viviendas.

Se permite la práctica de ejercicios de entrenamiento y condicionamiento individual y también el entrenamiento remoto.

Se alientan las actividades con personas de una misma vivienda.