Cumplimiento de órdenes de salud pública

Actualizado el: 04/26/20

Idiomas disponibles: Español | English | Tiếng Việt  | 中文  | Soomaali | العربية | नेपाली

Conforme a la ley de Colorado, el director ejecutivo del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de Colorado (CDPHE) tiene la autoridad para cerrar o limitar el acceso a teatros, escuelas y otros lugares públicos. El director ejecutivo también puede prohibir la concurrencia de personas, o puede solicitar el aislamiento o la cuarentena de los individuos cuando sea necesario para proteger la salud pública e investigar y controlar las causas de las enfermedades epidémicas y transmisibles que afectan a la salud pública.

El impacto de una pandemia —como es el caso de la COVID-19— se puede enfrentar mejor limitando la exposición al virus. Esto es imperativo y requiere órdenes de salud pública que limiten las situaciones en las que el virus puede propagarse rápidamente. Al “distanciarnos físicamente” y no generar concurrencias importantes, salvaremos vidas, en particular de los que corren mayor riesgo de padecer una enfermedad grave a causa del virus, como los adultos mayores de 65 años y los que tienen afecciones preexistentes.

Sí, el director ejecutivo del CDPHE ha emitido órdenes de salud pública para proteger la salud y la seguridad pública contra la propagación de la COVID-19. Conforme a la ley de Colorado, es ilegal que cualquier persona, asociación o compañía viole, desobedezca o ignore intencionalmente las disposiciones de las leyes de salud pública o los términos de esta o cualquier otra orden de salud pública.

En la fase “Más Seguros en Casa”, los gobiernos locales tendrán diversas opciones para frenar la propagación del virus y proteger a sus comunidades:

  • Los gobiernos locales pueden implementar las pautas de “Más Seguros en Casa” para que coincidan con las del estado.
  • Los gobiernos locales pueden tener pautas más estrictas que el estado, incluso, por ejemplo, órdenes de permanecer en casa o medidas de protección adicionales.
  • Los gobiernos locales pueden tener pautas más flexibles que el estado. Para eso, los gobiernos locales tendrán que presentar pruebas de 14 días consecutivos de disminución de la infección de COVID-19 en el condado. Los gobiernos locales también deben presentar una solicitud al CDPHE que incluya un plan escrito de erradicación de la COVID-19 aprobado por la autoridad local de salud pública correspondiente, todos los hospitales de la jurisdicción y los dirigentes electos.

Los residentes de Colorado deben seguir las pautas del estado, a menos que su gobierno local reciba una excepción del estado o procure el cumplimiento de órdenes más restrictivas que el estado.

Los habitantes de Colorado deben cumplir la orden de la comunidad en la que están físicamente presentes en ese momento.

Sí. Toda persona, asociación o compañía que viole una orden del estado podrá ser objeto de sanciones civiles y penales. Violar una orden estatal de salud pública es un delito menor y puede ser sancionado con una multa de hasta $1,000 o hasta un año de prisión. Es posible que las personas que violan una orden también sean responsables de ciertos costos de los organismos de salud por la eliminación de la causa de la enfermedad, y se les podría revocar una licencia estatal, como la habilitación de un restaurante, la venta de alcohol o una licencia profesional, sujeto a una acción judicial, como la revocación. Las autoridades de orden público tienen facultades normales para abordar cualquier infracción penal relacionada con una orden. Las sanciones difieren según el condado.

Conforme a la ley de Colorado, los condados y los organismos de salud pública locales tienen la autoridad de aplicar y hacer cumplir una orden. El estado recomienda que las autoridades de orden público o los organismos de salud pública locales se pongan en contacto primero con la entidad para procurar el cumplimiento voluntario. Sin embargo, los abogados locales del condado o los fiscales de distrito pueden iniciar cualquier acción civil o penal solicitada por el director local de salud pública por una violación local de una orden. Un abogado del condado que represente a un organismo local de salud pública puede solicitar una orden de un juez en un tribunal estatal para obligar a una persona o negocio a cumplir inmediatamente una orden.

Conforme a la ley de Colorado, el CDPHE tiene autoridad para hacer cumplir una orden. Esto ocurre cuando un organismo de salud pública local no tiene la posibilidad o la intención de hacer cumplir una orden. La Fiscalía General de Colorado, en representación del CDPHE, puede solicitar a un juez del tribunal estatal el cumplimiento forzoso e inmediato de lo dispuesto en una orden por parte de un individuo o un negocio o, cuando un fiscal de distrito esté dispuesto y sea capaz, puede trabajar con ellos para hacerlo.

La ley de Colorado exige el cumplimiento de las órdenes ejecutivas y de salud pública; por lo tanto, no respetarlas es infringir la ley. Todos debemos hacer nuestra parte para garantizar un buen resultado, y para ello se les solicita a todas las personas en Colorado que cumplan las órdenes voluntariamente. Las autoridades de orden público locales pueden hacer cumplir las órdenes de salud pública. Las autoridades de orden público estatales ayudarán y apoyarán de cualquier forma que se les solicite, pero el cumplimiento voluntario es fundamental. La participación de las autoridades de orden público estará reservada para las situaciones más agravantes.

El gobernador Polis ha creado una junta asesora para contribuir a la coordinación entre las diversas jurisdicciones en pos del cumplimiento y la ejecución de la etapa “Más Seguros en Casa” con el objetivo de maximizar el cumplimiento del distanciamiento social. Esta se centrará específicamente en la forma en que los gobiernos locales y la salud pública local pueden coordinarse con el estado para difundir información entre los habitantes sobre estas reglamentaciones y maximizar los esfuerzos de cumplimiento y aplicación durante la crisis de la COVID-19.

Es obligatoria.

No. La Guardia Nacional de Colorado brindará apoyo logístico, de transporte y a las actividades de respuesta médica. La Guardia Nacional no estará a cargo del cumplimiento de lo dispuesto en la Orden.

Se aconseja a la gente que use una mascarilla o un cubrebocas de tela para la nariz y la boca siempre que esté en lugares públicos, pero no es obligación. No recibirá una multa ni correrá el riesgo de ir a prisión. De nuevo, les pedimos a todos los habitantes de Colorado que cumplan voluntariamente con las órdenes y recomendaciones.
 

Los residentes deben comunicarse con el organismo de salud pública local para informar posibles violaciones de una orden.