COVID-19 y personas con condiciones médicas subyacentes

Actualizado el: 08/12/2021

Idiomas disponibles: Español | English | Tiếng Việt  | 中文  | Soomaali | العربية | नेपाली

Ciertas personas están en mayor riesgo de enfermarse gravemente del COVID-19, incluyendo personas con condiciones médicas subyacentes como enfermedades cardíacas, pulmonares, renales, cáncer, el síndrome de Down, obesidad, anemia depradocítica o diabetes, (CDC: Personas con ciertas afecciones.) 

Hemos recabado información de varios estudios de investigación y de los CDC, pero la misma no debe servir de reemplazo a una conversación con su proveedor médico.

Cómo protegerse a sí mismo y a sus seres queridos del COVID-19.

La vacuna contra el COVID-19 es la forma más efectiva para protegerse contra el virus.

Si no está vacunado, o si tiene algún problema de salud o está tomando medicamentos que debilitan su sistema inmunológico, asegúrese de tomar precauciones adicionales. Use un tapabocas cuando está en espacios públicos, en especial en ambientes cerrados, lávese las manos y mantenga seis pies de distancia de las personas que no son de su vivienda. 

Monitoree su enfermedad crónica en casa y en colaboración con sus proveedores de salud. Cuidar de su salud es indispensable para reducir su necesidad de atención médica en persona, reducir una posible exposición al COVID-19 en un centro de atención médica y para tratar su enfermedad. Nunca es un mal momento para tomar las medidas necesarias a fin de mejorar su salud. Aliméntese bien. Duerma lo suficiente y haga ejercicio. Siga las instrucciones de su médico. 

    ¿Cómo me puedo cuidar a mí mismo y a mis seres queridos?

    Al cumplir las directrices de salud pública, ayudamos a reducir el riesgo para todos.  Sin embargo, no todos pueden implementar este plan de acción con facilidad: en particular, las personas que han perdido su trabajo, que están cuidando a otros o que tienen que hacer frente a otros problemas. Acuérdese de cuidarse a sí mismo, así como cuida a los demás. Cuídese lo mejor que pueda.

    1. Vacúnese. Recibir una vacuna contra el COVID-19 es la forma más efectiva de protegerse. Estas vacunas son seguras y funcionan bien para protegerlo del virus, incluso contra la variante Delta. 
    2. Reduzca su probabilidad de contraer el virus. Siga las recomendaciones de las agencias de salud pública. Alentamos con firmeza a las personas con mayor riesgo de enfermarse gravemente a quedarse en casa en todo momento (excepto cuando necesiten atención médica) y a mantener 6 pies de distancia cuando se encuentren con individuos que no viven en su domicilio. (Aquellos que necesiten asistencia podrán encontrar recursos útiles al final de esta página).
    3. No descuide su problema de salud. Si tiene una afección subyacente, ocúpese de su control y tratamiento. Si se mantiene saludable en casa evitará tener que ir al hospital o a la sala de emergencia. 
    4. Busque atención médica si la necesita. Esté atento a los síntomas del COVID-19 y busque atención médica si la necesita. Recuerde que debe llamar al 911 si tiene una emergencia médica: síntomas de ataque cardíaco o accidente cerebrovascular; dificultad para respirar o asfixia; dificultad para hablar, caminar o ver; reacción alérgica; confusión, mareos o desorientación; o dolor grave y repentino.  
    5. Use un tapabocas. Si no está vacunado, o si tiene algún problema de salud o está tomando medicamentos que debilitan su sistema inmune, recomendamos encarecidamente el uso del tapabocas en público, en especial en ambientes cerrados. Aprenda más sobre el uso de tapabocas en Colorado.

    ¿Cómo me puedo cuidar…?

    Tengo diabetes o prediabetes:
    • Si usted tiene diabetes, manténgala bajo control. Investigaciones iniciales (enlace en inglés)  indican que tener diabetes podría empeorar los impactos del COVID-19. Siga las instrucciones de su médico para revisar su nivel de azúcar en la sangre y para mantener una dieta saludable. Asegúrese de tener los suministros correspondientes de equipos de pruebas y medicamentos disponibles. Si desea encontrar un programa de control de diabetes en su área, visite la página de la Asociación Americana de la Diabetes o la página de la Asociación de Educación y Atención de la Diabetes (en inglés).
    • Si tiene prediabetes o si está en riesgo de tener diabetes, controle su nivel de azúcar en la sangre. Encuentre un programa virtual de la prevención de la diabetes, los cuales le permitan trabajar con un entrenador capacitado para realizar cambios realistas y duraderos a su estilo de vida. Estos programas también proveen información sobre cómo alimentarse de manera saludable, mantenerse activo, manejar el estrés, mantener la motivación y cómo resolver problemas que puedan desacelerar su progreso, además, le ayudan a buscar apoyo de personas con metas y desafíos similares. Visite la página www.preventdiabetesco.org si se encuentra en la región metropolitana de Denver o la página doihaveprediabetes.org si se encuentra fuera de la región de Denver.
    Tengo una afección cardíaca o cardiovascular:
    • Mantenga su nivel de azúcar en la sangre bajo control al alimentarse bien, al mantener un peso saludable y al manejar el estrés. Siga monitoreando y registrando su presión arterial con un monitor de presión arterial personal, si tiene uno.
    • Mantenga al día sus otras vacunas, ya que le pueden proteger de enfermedades que causen complicaciones para su corazón, las que incluyen neumonía y gripe.
    • Limite su consumo de alcohol y sal.
    • Siga tomando sus medicamentos según la receta. Hable con su doctor o farmacéutico si tiene preguntas.
    Consumo tabaco:
    • Considere dejar de fumar o vapear. Las personas que fuman o vapean podrían estar en mayor riesgo de desarrollar enfermedad grave del COVID-19. Fumar puede causar o empeorar diversas condiciones crónicas de la salud, las que incluyen enfermedades cardíacas vinculadas con peores impactos del COVID-19. Fumar o vapear también puede aumentar la posibilidad de la transmisión del virus de las manos a la boca.
      • Dejar de fumar es difícil, especialmente en tiempos de estrés. La línea directa Colorado Quitline ofrece atención vía teléfono o internet, mensajes de texto motivacionales y medicamentos para ayudar a dejar, como goma de mascar y parches. Visite dejeloyacolorado.org (en inglés) o llame al 1-800-QUIT-NOW para recibir atención gratuita y sin ser juzgado. 
    • Mantenga un hogar libre de humo para proteger a los demás. El humo ajeno empeora la salud pulmonar de las personas que no fuman (fumadores pasivos), especialmente los niños.
    Para todos
    • Siga tomando sus medicamentos a la hora correcta y según la receta. Hable con su proveedor de salud para obtener medicamentos adicionales por si no puede ir a la farmacia o clínica en el futuro, o pregunte si le pueden enviar las recetas a su hogar.  
    • Maneje su estrés y cuide su salud mental. Sepa reconocer cuando está atemorizado o estresado. Identifique aquello que le está causando temor y determine si puede afrontar ese temor en el mismo momento. 
    • Coma alimentos saludables para mantener su sistema inmune. Los alimentos más saludables incluyen granos integrales, proteínas magras, vegetales y frutas. La mitad de su plato debe tener frutas y vegetales, enfóquese en las frutas enteras y varíe sus vegetales. La mitad de los granos que consume deben ser granos integrales. Consuma leche o yogurt bajo en grasa o sin grasa. Varíe su rutina de alimentación con proteínas. Consuma menos sal, grasas saturadas, grasas trans y azúcares añadidos. Para obtener información adicional o recetas, visite la página www.choosemyplate.gov (en inglés). Si necesita ayuda con obtener alimentos durante este tiempo, visite la página www.hungerfreecolorado.org/covid-19-espanol o hable a la línea directa bilingüe de Colorado Sin Hambre al (855) 855-4626.
    • Haga ejercicio, pero tenga cuidado con la exposición solar. La actividad física regular beneficia tanto al cuerpo como a la mente. Puede reducir la presión alta, controlar el peso y reducir el riesgo de enfermedad cardíaca, de accidente cerebrovascular, de diabetes tipo 2 y de diversos cánceres. Mejora la fuerza muscular y de los huesos, además, mejora el equilibrio, la flexibilidad y el estado físico. La actividad física regular también disminuye el estrés y la ansiedad, mejora la salud mental y puede reducir el riesgo de sufrir depresión y deterioro cognitivo; además el inicio de la demencia. El ejercicio mejora la sensación de bienestar en general. Procure encontrar maneras creativas de hacer ejercicio y, al mismo tiempo, mantener el distanciamiento social y practicar las medidas de higiene correspondientes. No se olvide de hablar con su médico antes de cambiar su rutina de ejercicio si es que tiene algún problema de salud.
      • Manténgase activo en la casa y alrededor:
        • Tómese descansos cortos de entre 3 y 5 minutos cada 20 a 30 minutos para evitar estar sentado por demasiado tiempo. 
        • Establezca una rutina para estar activo todos los días planificando una actividad física o un descanso para hacer ejercicio, participando en una clase de ejercicio por internet o fijando una hora para realizar actividades físicas por internet con sus amigos o colegas. 
        • Haga planes con su familia e hijos para realizar juegos activos en casa, caminatas en el parque o para andar en bicicleta. 

    Para más información visite la página web de los CDC para personas con ciertas condiciones médicas.

    ¿Quién es impactado por el COVID-19?

    El riesgo de contagiarse del COVID-19 no está relacionado con su raza, etnia, nacionalidad, sexo o género. Los virus no discriminan. Sin embargo, los datos indican que el COVID-19 está afectando a las comunidades de menores ingresos y, en particular a las comunidades de color, más que a otras comunidades. 

    Estas comunidades han experimentado racismo, dificultades económicas y estrés constante durante generaciones. Como resultado, estas comunidades a menudo tienen índices más altos de enfermedades crónicas. Incluso hoy en día, las personas con trabajos mal remunerados a menudo tienen menos posibilidades de quedarse en casa o de practicar el distanciamiento social o físico. Puede que la gente de estas comunidades no tenga acceso a licencia por enfermedad ni a otros beneficios; por lo tanto, deben seguir trabajando para comprar alimentos y pagar el alquiler. El gobierno de Colorado sigue comprometido a disminuir las desigualdades en el acceso a la salud en todo el estado.

    Recursos adicionales:

    Visite estas páginas web para encontrar recursos adicionales sobre cómo acceder a los servicios de emergencia: