Guía para las áreas y centros de esquí de Colorado

Actualizado el: 10/19/2020

Idiomas disponibles: English | Español | Tiếng Việt | 中文 | Soomaali | العربية | नेपाली 

Person holding skis, wearing a face covering

Las áreas de esquí son un motor importante de la economía de Colorado. Durante la pandemia del COVID-19, estas áreas también presentan retos únicos para el control de la transmisión del virus. Una temporada de esquí exitosa requerirá de una sólida alianza entre las áreas de esquí, los gobiernos locales, los establecimientos comerciales locales y el estado. Estas directrices se basan en guías existentes y conocidas del COVID-19 para las industrias, establecen algunos nuevos estándares de referencia para crear expectativas comunes para las actividades específicas de montaña, y apoyan la planificación local y la implementación de planes críticos para el éxito en áreas específicas. Juntos podemos prepararnos para optimizar este sector vital de nuestra economía, a la vez que protegemos la salud de todos los habitantes de Colorado.

El Proceso

  1. Las áreas de esquí deben trabajar en conjunto con su Agencia Local de Salud Pública (LPHA, por sus siglas en inglés) y la propia comunidad para desarrollar sus planes individuales.
  2. Las áreas de esquí deben incluir las categorías delineadas en la “Planificación de la LPHA para las áreas de esquí” dentro de sus planes para áreas de esquí específicas. Los planes para las áreas de esquí pueden y deben incluir mayores detalles para abordar problemas específicos locales y del área.
  3. Las áreas de esquí deben presentar sus planes a la LPHA para su aprobación. Las áreas de esquí que existen en jurisdicciones múltiples (de la ciudad y el condado, condados múltiples, etc.) deben consultar con sus LPHA locales sobre la inclusión de jurisdicciones adicionales en el proceso de planificación.
  4. Una vez aprobado, la LPHA presentará el plan al Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de Colorado (CDPHE, por sus siglas en inglés) para la firma final.

 

NOTA: Estas directrices son secundarias a la seguridad física inmediata. En caso de condiciones climáticas extremas, lesiones deportivas, o cualquier otro riesgo de daño físico, atender esos problemas de seguridad inmediata tiene prioridad aun cuando contradigan las directrices de esta guía.

 Plantificación de la LPHA para áreas de esquí


Categorías del plan para áreas de esquí

Las áreas de esquí deben desarrollar planes, en consulta con las agencias de salud locales (LPHA, por sus siglas en inglés), los cuales posteriormente debe ser aprobados por las LPHAs y el CDPHE, que aborden de manera adecuada los problemas y cuestionamientos detallados a continuación.

Categoría de requisito

Descripción del requisito

Colaboración de la LPHA

¿Cómo colaborará el área de esquí con la LPHA y comunicará sobre la capacidad y la asistencia anticipada a la LPHA?

Participación de la comunidad   

¿Cómo el área de esquí obtendrá retroalimentación regular de la comunidad sobre lo que sí está siendo efectivo y lo que no? ¿Cómo va a coordinar el área de esquí con los líderes comunitarios, los negocios locales, al igual que con las entidades de alojamiento y vivienda, para identificar las posibles deficiencias en los sistemas de prevención de brotes, o dónde están menos claras las líneas de responsabilidad?

Comunicación con los huéspedes

¿Cómo el área de esquí comunicará las órdenes estatales y locales, las directrices y protocolos de seguridad a los huéspedes, tanto mientras están en el centro de esquí, como sea posible, para la planificación de los huéspedes antes de su llegada?

Distanciamiento físico

¿Cómo el área de esquí asegurará el distanciamiento físicode 6 pies entre los grupos de personas cuando están en la montaña, en las líneas de espera para las telesillas, en el área de la base de la montaña y en las zonas de estacionamiento? ¿Qué pasos tomará el área de esquí si ve que los huéspedes se están congregando en la base u otras áreas?


Operación de las telecabinas

¿Cómo el área de esquí configurará los asientos en las telecabinas y sus operaciones para lograr distanciamiento físico adecuado?

Uso de tapabocas    

¿Cómo el área de esquí asegurará que los tapabocas y los protectores faciales se usen en la mayor medida posible, tanto en ambientes interiores como en espacios públicos al aire libre, en las escuelas de esquí, mientras están en las telesillas o telecabinas, reconociendo excepciones por razones de seguridad, durante el consumo de alimentos, o mientras están participando activamente en el esquí, montando caballos, u otra actividad distanciada al aire libre?

Manejo de multitudes y recursos    

¿Cómo el área de esquí manejará el tamaño de las congregaciones de personas (en áreas de paso al pie de la montaña, ambientes interiores, zonas de estacionamiento y otras áreas comunes) y cómo asegurará que los recursos limitados (espacios para restaurantes, ambientes interiores, etc.) no sean lugares de reunión o congregación? ¿Cómo el área de esquí asegurará el distanciamiento físico en los baños públicos y vestidores, tomando en consideración la ventilación y evitando aglomeraciones en las filas o áreas de espera?


Evaluación de salud y registro de síntomas

¿Cómo el área de esquí enfocará la evaluación de la salud de los empleados y huéspedes, para asegurarse que los empleados y huéspedes que estén enfermos, que muestren síntomas o que hayan estado recientemente expuestos al COVID-19 no se les permita participar?

Políticas para escuelas de esquí

¿Qué ajustes realizarán las áreas de esquí con las escuelas de esquí y entidades o personas privadas o afiliadas que operan en las montañas (tales como instructores privados, programas adaptivos o sin ánimo de lucro, o equipos/organizaciones externas) para proteger la seguridad de la salud pública y prevenir la transmisión del COVID-19 en la mayor medida posible?

Cumplimiento de órdenes

¿Cómo las áreas de esquí y los centros de esquí asegurarán el cumplimiento de las órdenes y directrices estatales y locales, al igual que de las políticas para áreas específicas; de cómo harán cumplir las políticas entre sus huéspedes y personal de trabajo?

Vivienda para empleados

¿Cómo el área de esquí planea proteger la seguridad de los ambientes de vivienda de los empleados, mitigar los riesgos entre la vivienda y el trabajo de los empleados, al igual que comunicarse con el personal sobre directrices y precauciones actualizadas, y asegurar que los empleados que han recibido resultados positivos puedan aislarse de manera efectiva y segura?

Vivienda para aislamiento

¿Cómo el área de esquí trabajará con la comunidad local en cuanto a esfuerzos a nivel de toda la comunidad para crear oportunidades para que los huéspedes que estén de visita, puedan aislarse y estar en cuarentena por sí solos de manera segura, en el caso de que reciban resultados positivos o necesiten estar en cuarentena durante su estadía y no puedan viajar?

Après-ski

¿Cómo el área de esquí planea coordinar con los colaboradores locales para las reuniones y actividades de après-ski o sea para después de esquiar, para asegurar que se mantengan los requisitos de distanciamiento, uso de tapabocas y de límite de capacidad?

Condiciones climáticas extremas    

¿Cómo el área de esquí planea coordinar con las LPHAs en caso de condiciones climáticas extremas o alguna emergencia?

Aprendizaje continuo y ampliación de operaciones

¿Cómo el área de esquí se preparará para ampliar o disminuir sus operaciones dependiendo del desarrollo epidemiológico debido al COVID-19; o dónde se encuentra la comunidad anfitriona en los indicadores? ¿Cómo el área de esquí aprenderá de su apertura inicial y mejorará protocolos con base a la experiencia adquirida?

Políticas para cancelaciones y postergaciones    

¿Cómo el área de esquí abordará las políticas de cancelaciones y postergaciones de manera que los huéspedes no se sientan presionados a llegar si están enfermos? ¿Cómo el área de esquí le comunicará a sus huéspedes que deben reprogramar sus vacaciones si ellos empiezan a sentir síntomas antes de viajar?

Ambientes únicos de trabajo en las montañas

¿Cómo el área de esquí asegurará distanciamiento físico adecuado en ambientes que no encajan directamente en las directrices estatales como ambientes de oficina, tales como las casetas de operación de telesillas, las cabañas de patrulla en áreas de esquí, y otras estructuras al aire libre en las pistas de esquí?

 

Directrices estatales para áreas de esquí específicas

Comunicados a esquiadores, pasajeros de transporte público y visitantes

En general, la comunicación con los esquiadores y visitantes debe empezar antes de que ellos lleguen al área de esquí, en la mayor medida posible. Los requisitos estatales y locales relacionados con el COVID-19 deben ser exhibidos prominentemente en los sitios web de las áreas de esquí y compartidos al hacerse las reservaciones, a la llegada al centro de esquí, en las instalaciones de alojamiento, etc.

Las áreas de esquí deben comunicar:

  • Expectativas para el uso de tapabocas y el distanciamiento físico.
    • Requisito de uso de tapabocas, de acuerdo al plan del área de esquí, recomendación de uso de tapabocas en todos los ambientes interiores y espacios públicos al aire libre, reconociendo las excepciones por motivos de seguridad, para el consumo de alimentos y mientras las personas están activamente esquiando, montando caballo o realizando otras actividades distanciadas al aire libre.
    • Asegurar distanciamiento físico en todas las áreas públicas en ambientes interiores y al aire libre.
  • Cómo utilizar herramientas de prevención, como las Notificaciones de Exposición.
  • Los requisitos de cuarentena en caso de exposición.
    • Comunicar las órdenes estatales y locales que requieren que las personas que tienen resultados positivos o que han sido expuestas al COVID-19, durante su estadía en Colorado, para extender su estancia por su propia cuenta para completar los requisitos de aislamiento o cuarentena.
  • En qué nivel de los indicadores se encuentra el condado en ese momento y qué significa. Los visitantes de fuera del estado deben saber que las capacidades pueden variar alrededor de los condados y los centros de esquí.

Las áreas de esquí deben adoptar, promover y coordinar el cumplimiento de los Compromisos para prevenir el COVID-19, a nivel estatal, que comprenden:

  • El uso de tapabocas en lugares públicos.
  • El distanciamiento físico.
  • La limitación del tamaño de los grupos.
  • El aislamiento por sí mismo si se tiene síntomas o se recibe resultados positivos.
  • La limpieza regular de superficies que se tocan con frecuencia.
  • La evaluación de síntomas.
  • La protección de personas de riesgo.
Las operaciones en las pistas de esquí, incluyendo las telecabinas, las telesillas y las estaciones de descanso al pie de la montaña
  • Promover la compra remota de boletos para telesillas, en línea o por teléfono, en lugar de en persona.
  • Hacer preguntas de evaluación (en persona) de síntomas o sobre alguna exposición; o bien, se recomienda llegar a acuerdos de auto-monitoreo (remoto) antes de que el cliente llegue al área de esquí.
  • Requerir el uso de tapabocas, de acuerdo al plan del área de esquí, recomendando el uso de tapabocas en todos los ambientes interiores y los espacios públicos al aire libre, reconociendo excepciones por motivos de seguridad, para consumir alimentos, y mientras que las personas están activamente esquiando, montando a caballo o realizando otras actividades distanciadas al aire libre.
  • Requerir tapabocas en las líneas de espera para las telesillas y telecabinas, al igual que mientras están en travesía en ellas.
  • Exhibir letreros para recordar a los huéspedes sobre las políticas de distanciamiento y del uso de tapabocas.
  • A los huéspedes en las áreas de esquí no se les requerirá que se suban a las telesillas o telecabinas con personas que no sean de su grupo. Las personas que no son de su grupo pueden subir a un telesilla con una separación de mínimo un asiento entre personas o grupos no relacionados; sin embargo, las áreas de esquí generalmente deben recomendar más espacio entre diferentes grupos cuando sea posible.
  • Las telecabinas deben mantener las ventanas abiertas, aun durante climas inclementes. Las telecabinas deben limitar la capacidad a no más de dos personas separadas con espacio adecuado entre ellas, y no más de 50% de capacidad si más de una persona o grupo se sube a un telesilla juntos (grupos individuales pueden llenar la capacidad total). Las configuraciones y requisitos para espaciamientos deben ser abordados con la LPHA en el plan para áreas de esquí. Se debe considerar colocar recordatorios de estos requisitos dentro de las telecabinas.
  • Asegurar espacios de 6 pies entre los distintos grupos, en todas direcciones, en las líneas de espera para los telesillas y las telecabinas, por medio de tácticas tales como la extensión de las áreas de descanso y marcando incrementos de 6 pies para que sepan dónde pararse para esperar. Cuando se presenten circunstancias en que este requisito no es factible, se debe abordar en el plan de esa área de esquí y también discutir con la LPHA.
  • Considerar el volumen típico de visitantes, al igual que si las tácticas para el manejo de aglomeraciones (tales como las reservaciones, los precios basados en congestiones, y/o ventas remotas de boletos) son necesarias para implementar el distanciamiento físico exitosamente.
  • La seguridad en los telesillas es primordial, y no se requiere mantener distancia entre los asientos para grupos de escuelas de esquí con estudiantes de tan corta edad que no estarían seguros si se suben solos, o aquellos que requieren ayuda adicional o tengan necesidades adicionales para viajar en telesillas de manera segura.
Lugares de estacionamiento
  • Requerir distanciamiento físico apropiado y el uso de tapabocas.
  • Recordarles a los huéspedes que permanezcan en grupos pequeños, limitados a miembros de su grupo.
  • Considerar más oportunidades y ubicaciones para dejar a los pasajeros de un vehículo en la base del área de esquí; y recomendar que los conductores de esos vehículos sean los únicos miembros de su grupo que utilicen los sistemas de tránsito o transporte rápido después de estacionar sus vehículos.
Escuelas de esquí y lecciones privadas
  • Limitar los grupos fijos y grupos generales en las escuelas de esquí, a no más de 10 personas, sin incluir a los instructores; y considerar el mantener grupos fijos y grupos generales más pequeños cuando sea posible.
  • Considerar el limitar las actividades de la escuela de esquí y programaciones para niños en los fines de semana, que es cuando hay mayor volumen de personas en el centro de esquí.
  • Los grupos fijos o cohorts deben permanecer con su grupo y no se deben mezclar con otros grupos o instructores durante los períodos de clase estructurados ni en momentos libres, incluyendo en los telesillas, las telecabinas o en las líneas de espera. La seguridad en los telesillas es primordial, y no se requiere mantener distancia entre los asientos para grupos de escuelas de esquí con estudiantes de tan corta edad que no estarían seguros si se suben solos, o aquellos que requieren ayuda adicional o tengan necesidades adicionales para viajar en telesillas de manera segura.
  • Requerir que los instructores y estudiantes de 11 años de edad y mayores usen tapabocas, de acuerdo al plan del área de esquí, recomendando el uso de tapabocas en todo momento, pero reconociendo las excepciones por motivos de seguridad, para consumir alimentos o mientras las personas están activamente esquiando, montando a caballo, o realizando otras actividades distanciadas al aire libre.
  • Los estudiantes deben recibir evaluaciones de síntomas o exposiciones; o deben llenar cuestionarios a su llegada al centro de esquí. A ellos se les debe enviar a casa si se detectan síntomas. Recomendar que se les tome la temperatura a los estudiantes antes de que lleguen al centro de esquí. Si se detectan síntomas, el estudiante debe permanecer en casa.
  • El área de esquí debe reunir y mantener información de contacto de todos los estudiantes para propósitos de rastreo, en el caso de que un estudiante o un instructor reciba un resultado positivo de COVID-19.
  • Promover la reprogramación y la flexibilidad de reembolso para animar a que los huéspedes se queden en casa cuando estén enfermos.
  • Consulte estos recursos y directrices adicionales para entornos de escuelas y guarderías:
Condiciones climáticas extremas y otras emergencias
  • En el caso de condiciones climáticas extremas, lesiones personales u otras emergencias (incluyendo, pero no limitándose a temperaturas severamente bajas, vientos fuertes, nevadas excepcionalmente intensas, o peligro inminente de avalanchas), el área de esquí puede establecer sus prioridades para proveer seguridad y refugio inmediatos a sus huéspedes y su personal, cuando se vea en conflicto con estas directrices para el COVID-19.
    • En caso de tal circunstancia, el área de esquí debe, en coordinación con a LPHA, tratar sobre el tema de cómo documentar la información de contacto de los huéspedes y del personal de los diferentes grupos que se refugiaron juntos en un espacio durante una emergencia o alguna condición climática extrema, para asegurar la habilidad de rastreo posterior.
  • El área de esquí debe coordinar con la LPHA y reportar a la misma, cuando el área de esquí invoca la necesidad de refugiar a huéspedes y personal, debido a una emergencia, a pesar de las directrices para el COVID-19. Este reporte debe incluir la fecha, la hora, la duración, el tipo de condición o circunstancia, la(s) ubicación(es), las personas impactadas o incluidas, y los detalles de la condición o circunstancia.
  • Durante una emergencia que requiera refugiar a huéspedes y empleados, las directrices para el COVID-19, de distanciamiento, uso de tapabocas y lavado de manos se deben seguir en la mayor medida posible.

Guía Relevante para el Estado

Operaciones comerciales y responsabilidades del empleador

Generales

Operación en instalaciones

  • Requerir el uso de tapabocas, de acuerdo al plan del área de esquí, recomendando el uso de tapabocas en todos los ambientes interiores y los espacios públicos al aire libre, excepto cuando las personas están activamente esquiando, montando a caballo, o realizando otras actividades distanciadas al aire libre.
  • Seguir la guía del CDPHE y la Guía de CDC para limpiar y desinfectar los espacios públicos.
  • Seguir La guía para ventilación del CDPHE para asegurar ventilación apropiada.
  • En caso de que un área de esquí necesite cerrar y detener las operaciones antes del fin su temporada debido al COVID-19, el área de esquí debe notificar al alguacil del condado y al equipo de búsqueda local y rescate.

Personal y empleados

  • Proveer entrenamiento sobre el protocolo para el COVID-19 como parte del proceso de integración de los empleados; y repetirlo periódicamente durante la temporada de invierno.
  • Los empleadores y los empleados deben familiarizarse con la Guía para brotes en lugares de trabajo, elaborada por el CDPHE y aplicar en sus operaciones, todas las recomendaciones para la prevención y mitigación, delineadas en ese documento.
  • Entrenar a todo el personal para monitorear el cumplimiento de los huéspedes en cuanto a las políticas de distanciamiento y uso de tapabocas; al igual que desarrollar un protocolo para responder ante infracciones de esa política de parte de los huéspedes.
  • Implementar una evaluación de síntomas y exposiciones, al igual que monitorear protocolos, incluyendo el monitoreo de temperatura y preguntas para evaluar síntomas en el lugar de trabajo, cuando sea posible (Información adicional). Prohibir que los empleados enfermos vayan a trabajar, y animar a los empleados que estén enfermos a que utilicen la Herramienta del CDPHE para sobrellevar los síntomas.
  • Los empleados deben cumplir con las cartas y órdenes de cuarentena y aislamiento de la LPHA.
  • Cuando sea posible, agrupar a los empleados en equipos o turnos (cohorts) y mantener la composición del grupo fijo durante toda la temporada, para limitar la mezcla entre los diferentes grupos fijos.
  • Considerar que las actividades físicas y los arreglos de vivienda también pueden contribuir a la mezcla; al igual, identificar maneras de mitigar estas actividades al planificar según las situaciones donde un grupo de empleados puede necesitar estar en cuarentena.
  • Considerar contratar a un laboratorio para que conduzca pruebas de detección al personal, de manera regular.
  • Animar a todos los empleados a que reciban vacunas contra la influenza. Si es posible, organizar una actividad para proveer vacunas gratuitas.
Transporte público y contratado
Baños públicos y vestidores
  • Los planes para las áreas de esquí deben incluir planes detallados para los baños públicos y vestidores que incluyan:
    • Limitar la capacidad y fomentar un distanciamiento físico adecuado
    • Ventilation
    • Tener una ventilación adecuada
  • Evitar aglomeraciones en las filas o áreas de espera
  • Requerir tapabocas en todos los baños públicos y del personal, así como en los vestidores.
  • Colocar recordatorios del uso del tapabocas, requisitos de distanciamiento físico y la importancia de lavarse las manos con jabón dentro y fuera de los baños públicos y de los vestidores.
  • Establecer áreas de paso para las filas del baño que permitan un distanciamiento físico adecuado.
  • Optimizar la ventilación.
  • Considerar emplear las siguientes tácticas:
    • Añadir lavabos de manos adicionales afuera de los restaurantes.
    • Proveer letrinas portátiles para reducir la congestión en los baños.
    • Bloquear algunos inodoros para reducir el número y la proximidad de personas en el baño al mismo tiempo.
    • Desactivar las secadoras de aire para manos.

Tiendas y servicios de alquiler
  • Todas las tiendas de ventas y de alquiler de equipos deben adherirse a la guía de venta y a los límites de capacidad basados en el nivel de indicadores.
  • Fomentar las reservaciones y el margen de tiempo para recoger equipo en alquiler, para así controlar la congregación de clientes.
  • Cuando sea posible, proveer servicio al aire libre para recoger el equipo en alquiler, o servicio en ventanilla desde el vehículo.
  • Requerir el uso de tapabocas, reducir el contacto y minimizar las interacciones cuando las pruebas del equipo en alquiler sean necesarias.
  • Utilizar técnicas como calcomanías en el piso, tráfico en una dirección y pantallas de plexiglás en el área de la caja registradora para aumentar el distanciamiento físico.
  • Revisar y utilizar la siguiente guía general en el plan de desarrollo de las áreas de esquí:

Restaurantes y otros establecimientos de comida
  • Adherirse a toda la guía de restaurantes, incluyendo los límites de capacidad apropiados para el nivel de indicadores.
  • No hay límites de capacidad para comer al aire libre. Los espacios para comer al aire libre deben permitir que haya 6 pies de distancia entre cada grupo de personas, de acuerdo a la zonificación local.
  • Utilizar tácticas para reducir la densidad en ambientes interiores, tales como optimizar las oportunidades para comer al aire libre, alentar a los visitantes para que traigan sus propios almuerzos, ofrecer opciones de comida para ordenar y para llevar, o alentar a los restaurantes a que acepten reservaciones.
  • Revisar la guía para estructuras al aire libre para restaurantes y eventos del CDPHE. Considerar el uso de estructuras resistentes al clima con ventilación apropiada y calentadores ambientales para aumentar la capacidad para comer al aire libre.

Áreas de oficina
  • Todos los espacios de oficina deben adherirse a la guía de negocios de oficina y a los límites de capacidad basados en el nivel de indicadores. Los ambientes de trabajo de montaña no tradicionales (como casetas para el servicio de telesillas, cabañas para patrullas de esquí, etc.) deben ser incluidos en los planes para las áreas de esquí de las LPHAs.
  • Optimizar el uso del trabajo remoto o a distancia; y desarrollar una rotación dentro de la oficina. Permitir horarios de trabajo flexibles. Minimizar el número de reuniones en persona.
  • Mantener un registro de los empleados (es decir, entrada/salida de los turnos de trabajo) para permitir el rastreo de contactos.
  • Alentar el uso de archivos digitales en lugar de formatos en papel.
  • Asegurar una planificación, preparación y organización en el lugar de trabajo que sea clara. Esto incluye asignar un coordinador de COVID-19 para facilitar la planificación y comunicación, desarrollar un plan para recursos como artículos de limpieza y una comunicación interna regular (diaria o semanal). Planificar para los casos en que los empleados tengan que estar fuera de la oficina para estar en cuarentena o mientras cuidan a otras personas; y considerar cómo las nuevas precauciones impactarán el flujo de trabajo.

Hoteles y alojamientos
  • Los planes para las áreas de esquí deben incluir una coordinación con los líderes de la comunidad, los negocios locales y las entidades de alojamiento y vivienda, particularmente en las aldeas ubicadas en la base de las montañas, para identificar posibles brechas en los sistemas de prevención de brotes o donde las líneas de responsabilidad no son muy claras.
  • Los locales en las áreas de esquí para reuniones après-ski: hoteles, bares, restaurantes o restaurantes deben manejar el volumen de visitantes, limitar las congregaciones, y adherirse a los requisitos de distanciamiento físico y a todas las guías estatales relevantes de acuerdo al nivel actual del área en el nivel de indicadores del estado.
  • Los alojamientos de corto plazo en las áreas de esquí deben adherirse a todas las guías de alquiler de corto plazo y a la Información del COVID-19 para empleadores de hoteles, complejos turísticos y alojamientos del CDC, incluyendo:
    • Minimizar las interacciones cara a cara al implementar los trámites de registro de llegada sin contacto, cuando sea posible.
    • Proveer políticas de cancelación flexibles y generosas en caso de que un huésped necesite cancelar su reserva si comienza a sentir síntomas, está enfermo o haya estado en contacto cercano con alguien que está enfermo.
    • Entrenar al personal para recopilar la información de contacto de todos los huéspedes y prepararse para apoyar los esfuerzos de rastreo de contacto de las instituciones de salud pública locales, en caso de ocurrir exposiciones.
  • En colaboración con las LPHAs, trabajar con las comunidades locales en cualquier esfuerzo comunitario para crear oportunidades para que los huéspedes se aíslen de manera segura y permanezcan en cuarentena en caso de que resulten positivos durante su estadía y no puedan viajar sin interrumpir sus próximas reservas.

Vivienda para los empleados
  • Las viviendas compartidas son uno de los mayores factores de riesgo de transmisión. Revisar y utilizar la Guía para viviendas compartidas del CDC mientras se hace un plan para minimizar el riesgo de los trabajadores en instalaciones de viviendas compartidas.
  • Considerar alinear los grupos fijos de empleados que comparten la misma vivienda con grupos fijos de empleados que trabajan en las montañas para reducir el número de personas expuestas en un brote.
  • Mantener viviendas para aislamiento con el fin de aislar y poner en cuarentena a los empleados positivos con COVID-19, como sea necesario.
  • Las áreas de esquí que proveen vivienda para sus empleados deben establecer un plan para aquellos empleados que requieran servicios de ayuda tales como servicios médicos y medicamentos, transporte y asistencia alimentaria cuando estén sujetos a cuarentena o aislamiento.
Espacios para calentarse